Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CiU dice que hay "boicot" de la diplomacia española por desinformación

El presidente de CiU en el Parlamento catalán, Jordi Turull, ha dicho este viernes que hay boicot de la diplomacia española respecto a la "desinformación" sobre el proceso soberanista y la consulta, tras ser preguntado explícitamente por ello.

Turull ha asegurado que el Gobierno central está interpretando que lo que sucede en Cataluña es como "la ocurrencia de un grupo parlamentario, de un presidente o de un partido político", mientras que, según él, es un deseo expresado por la mayoría del pueblo catalán que sobrepasa a los partidos y a las instituciones.
Ante la "distorsión" de la diplomacia sobre la consulta soberanista en el exterior, ve muy necesario que sean los mismos catalanes los que se expliquen ante el mundo con iniciativas como la carta que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha enviado personalmente a dirigentes europeos.
También ha justificado, en una entrevista en la SER, la carta porque considera que permanecer en la UE depende de la voluntad política: "Al final Europa se basa en decisiones políticas, no en interpretaciones estrictamente judiciales".
"Siempre hemos sido Europa, tenemos vocación europeísta y, por tanto, queremos seguir en Europa. No se nos puede tratar como si fuéramos un país tercero que no tiene ninguna aplicación ni adaptación a la normativa europea", ha sostenido el también dirigente de CDC.
Aunque, como admitió Mas, Cataluña podría quedar fuera de la UE transitoriamente, su permanencia dependería de "la voluntad política de las instituciones europeas".
Como ha sucedido en procesos similares --ha dicho--, Mas busca el apoyo internacional con la carta ante el "bloqueo" del Gobierno central y por el hecho de que Cataluña vive un proceso irreversible para decidir su futuro político, que nace de la legitimidad y la radicalidad democrática, afirma.
Ha manifestado que han recibido acuses de recibo de la misiva, pero que el objetivo del texto es "informar y hacer pedagogía" para que el mundo conozca el proceso, y ha descartado que esperen respuestas en 15 días.