Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chacón y Rubalcaba acuerdan que no haya debates entre ambos

Para no quitar protagonismo a los militantes

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha acordado con los dos precandidatos a la Secretaría General, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, que no se celebren debates entre ambos para no reducir el debate sobre el futuro del partido a una contraposición de candidatos y no restar protagonismo a los militantes y los delegados al 38 Congreso, que son los que tienen que debatir.
Según han informado a Europa Press fuentes de la dirección federal, esta es la opinión que Iglesias ha trasladado a ambos aspirantes y los dos han estado de acuerdo. Además, el responsable de Organización ha tenido en cuenta que los Estatutos del PSOE no recogen la celebración de debates entre los candidatos a la Secretaría General del partido.
La exministra Chacón había sido la primera, este miércoles por la mañana, en asegurar que estaría "encantada" de debatir con su oponente, más "hombro con hombro" que "cara a cara", para que los militantes conociesen las distintas candidaturas y también como muestra de democracia ante los ciudadanos. Por su parte, colaboradores de Rubalcaba también han hecho saber que el exvicepresidente estaba abierto a un debate pero que estaba pendiente de la decisión de Iglesias.
Sin embargo, éste ha considerado que de cara al 38 Congreso Federal los protagonistas del debate tienen que ser primero los militantes en las asambleas de las agrupaciones y después los delegados elegidos para ir al 38 Congreso Federal, del 3 al 5 de febrero en Sevilla.
A su juicio, el debate sobre el futuro del PSOE no puede reducirse a un 'cara a cara', a una contraposición de candidatos, sino que debe traducirse en debate entre los militantes y los delegados.
Los militantes del PSOE han empezado a reunirse en sus agrupaciones para elegir delegados a los congresos provinciales que, a su vez, elegirán a sus delegados en el Congreso Federal, pero también para debatir y proponer enmiendas a la ponencia marco, el documento ideológico y de modelo de partido, que se aprobará en el Congreso.