Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ceuta y Melilla piden que se tengan en cuenta sus "realidades singulares" en la reforma de la financiación autonómica

Los presidentes de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Juan Jesús Vivas y Juan José Imbroda, respectivamente, han apelado a la "solidaridad e igualdad" a la hora de realizar la reforma de la financiación autonómica y han pedido al Gobierno que se tengan en cuenta "las realidades socioeconómicas singulares", como la densidad de población o la inmigración.
Ambos presidentes se han reunido este jueves en Málaga para abordar, entre otros, este asunto, respecto del que Vivas ha explicado que las dos ciudades tiene "un conjunto de factores que condicionan la capacidad de prestar unos servicios públicos de calidad equiparables a los del resto de España y unos condicionantes para el desarrollo económico y la creación de empleo que no tienen parangón, no en el resto de España ni en Europa".
Así, ha señalado que tienen "la circunstancia de ser las dos únicas fronteras terrestres de Europa en África, con lo que ello conlleva", además de ser extrapeninsulares y tener una "altísima densidad de población" y "escasez" de recursos naturales; "una serie de factores, de condicionantes, de dificultades que exigen que por parte de los poderes públicos del Estado haya un plus de esfuerzo adicional".
Eso, ha apuntado, se manifiesta a través de los presupuestos generales del Estado y de las dotaciones que se reciben, pero "en el ámbito autonómico también se tiene que manifestar y la herramienta es la financiación autonómica". Al respecto, ha señalado que ambos presidentes han acordado intercambiar datos para "ir con una voz única y común a esa negociación que ha anunciado el Gobierno con las autonomías".
Este trabajo, ha explicado Vivas, consiste en determinar "qué son servicios locales, cuáles autonómicos y cuáles forman parte de la acción concertada con el Estado" y, una vez esto, "saber qué está financiando qué"; una "fotografía" que pretenden tener realizada en unos 15 días.
El presidente de la ciudad de Ceuta ha señalado que con esto se pretende "consolidar lo que ya recibimos del Estado" para distintos aspectos, además de "atender los déficit en los servicios autonómicos y resarcir el esfuerzo adicional que las ciudades realizan en el ámbito de los concertados".
Ha mostrado su confianza en tener esa "solidaridad", porque la revisión de la reforma autonómica "va a estar pilotada por un Gobierno muy sensible a ello", pero ha esperado también que "esa sensibilidad más que demostrada encuentre la comprensión de otras formaciones políticas".
Por otro lado, ha dicho que los dos presidentes consideran que "es el momento de retomar" los proyectos "para que esta legislatura sea la que las dos fronteras estén dotadas de las infraestructuras en cuanto a obras, de los medios tecnológicos que permitan que el paso fronterizo sea el que se corresponde con una de las puertas de Europa en África, y también de los medios humanos que requieran ese tráfico fluido que garantice la seguridad".
Por su parte, el presidente de Melilla también se ha referido a la densidad de población, a lo que, ha señalado, "hay que sumar una frontera, la escasez de recursos naturales y una presión inmigratoria potente", con lo que ha incidido en que "la situación siempre es delicada". Así, ha apuntado, asimismo, al "elevado coste social" derivado de la inmigración.
Imbroda se ha referido a los menores no acompañados que llegan --en Melilla son más de 560-- y ha pedido que se haga cumplir el acuerdo con Marruecos en el que se admite la repatriación de los menores que han entrado irregularmente, porque "la efectividad del mismo no se ha llevado a efecto". "Se nos ha desbordado el problema en ambas ciudades", ha afirmado. "O Marruecos se hace cargo o España tiene que ayudar para ser enviados a centros de la península", ha señalado.