Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cerezo dice que fue el comisario Villarejo quien le pidió que intercediera ante González

Enrique CerezoGTres

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, ha reconocido que mantuvo una reunión con el comisario José Manuel Villarejo "a petición" de éste y ha explicado que fue el policía quien le pidió que intercediera ante el presidente de la Comunidad, Ignacio González, a favor de un "amigo" comisario imputado.

El presidente del Atlético de Madrid ha respondido así a la información publicada que recoge que Cerezo reclamó a través de una persona próxima al comisario que se tapara el caso del ático de Ignacio González en Estepona.

Cerezo, en declaraciones a Onda Cero, ha negado este extremo y ha dicho que es un tema "muy curioso" porque "hace unas semanas" recibió una llamada de un amigo suyo, director de cine, porque otro amigo suyo (el comisario) quería cenar con él. "A petición de él íbamos a cenar con unos amigos comunes", ha recalcado.

Sin embargo, esta cena finalmente no se produjo porque no podía y le llamaron para quedar en un hotel una hora antes. "Curiosamente, Villarejo me dice que tiene un amigo suyo que es comisario que está imputado en un tema de no sé que historias y que a ver si puedo hablar con González para que le retire la imputación y que, además, dejen de investigar a Villarejo", ha explicado

Así, ha continuado explicando que lo que él contestó fue que no veía a González "todos los días" pero que si le encontraba le diría lo que le estaba pidiendo. "Villarejo me dijo que intercediera ante González para desimputar (a su amigo) y para que le dejasen de investigar. Es la pura verdad", ha insistido.

Cerezo ha indicado que hay "dos testigos" de lo ocurrido, que son amigos comunes y que, precisamente ayer, cuando les llamó a raíz de conocer la denuncia de Villarejo donde se insinuaba que Cerezo también estaba metido en este tema, los allegados le dijeron que no "daban crédito a lo que estaba pasando".