Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lara: "En España no se da ninguna condición para que se pueda hablar de rescate"

Exige al Gobierno que "se plante ante la UE" y le pida que el BCE actúe

El coordinador general de IU y candidato a la Presidencia del Gobierno, Cayo Lara, se ha mostrado convencido de que en España "no se da ninguna condición concreta para que se pueda hablar de rescate", a pesar de que la prima de riesgo española haya alcanzado este jueves los 500 puntos, si bien ha reconocido que esa cifra conlleva "un mayor empobrecimiento, porque hay que pagar más intereses por la deuda a los especuladores financieros".
Así lo ha señalado en el transcurso de una rueda de prensa celebrada este jueves en Sevilla, donde ha comparado la realidad española con la de Italia, donde, en su opinión, se vive "una situación más angustiosa", con "un 120 por ciento de deuda y un 4,6 por ciento de déficit", si bien ello no justificaba, en su opinión, el reciente cambio de gobierno en el país transalpino, en manos actualmente, según Lara, de "las grandes corporaciones".
Frente a esas cifras, Lara ha recordado que la deuda de España "ronda el 63 por ciento", y cuenta con un déficit "del 6,6 por ciento después de que el Gobierno haya confirmado que no se va a poder alcanzar el objetivo de reducir el déficit al seis por ciento".
El líder de IU ha señalado que "lo que tiene que hacer" el Gobierno es "plantarse ante la Unión Europea para que sea el Banco Central Europeo (BCE) el que acabe de un plumazo con la especulación financiera" que, a su juicio, es "lo que está angustiando más a los ciudadanos".
En este sentido, el candidato de la federación de izquierdas a la Presidencia del Gobierno ha apostado por que el BCE se comporte "como la Reserva Federal de Estados Unidos", de forma que "debería ser el que comprase deuda soberana", lo que permitiría, en su opinión, "acabar definitivamente con esta sangría de especulación contra los países y los ciudadanos".
Para ello, Lara ha explicado que "habría que modificar los acuerdos adoptados en el Tratado de Lisboa, que prohíben que el BCE dé prestamos a los países para la deuda, mientras que, en cambio sí se los da a los bancos para que especulen", ha lamentado.
De esa forma, el coordinador general de IU ha afirmado que "no se trata de un problema económico, sino político que no quieren resolver los gobiernos", porque, a su juicio, "son serviles de los intereses de los especuladores financieros y los grandes bancos, que están asfixiando a los países".
Al hilo de ello, Lara ha apostado por "una Europa social", de la que "Alemania no puede quedarse al margen, porque es el país que está ganando más con esta posición", ha remarcado.
"¿Dónde está Zapatero?"
Además, el candidato de IU a La Moncloa ha opinado que, el hecho de que la prima de riesgo haya alcanzado los 500 puntos --"la cifra límite e intocable"-- demuestra que "todos los mensajes que se han mandado sobre recortes y ajuste duro sólo han servido para que paguemos más intereses por la deuda y los especuladores ganen más".
Del mismo modo, se ha preguntado "dónde está" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien, en su opinión, "debería estar respondiendo a la pregunta de por qué toda su política económica errática está trayendo esas consecuencias".
Asimismo, Lara ha precisado que "la UE no le dijo a Zapatero que tenía que recortar los sueldos de los funcionarios ni congelar las pensiones". Lo que le pidió, según el dirigente de IU, fue "que recortase el déficit", y para ello, cree que lo que debería haber hecho el Gobierno era "controlar el déficit por la vía de más ingresos, luchando contra el fraude y promoviendo reformas fiscales para que pagase más quien más tiene", medidas que, en su opinión, habrían conllevado "menos déficit, más inversión pública y más empleo, y no se habría llegado a una prima de riesgo de 500".