Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalunya en Comú pide un referéndum con garantías aunque estará "en cualquier movilización"

Dice a ERC que la votación del Parlament sobre acusar a CDC en el caso Palau fue "rotunda"
La coordinadora de comunicación de Catalunya en Comú, Elisenda Alamany, ha afirmado que este nuevo proyecto de la izquierda catalana estará "en cualquier movilización a favor del derecho a decidir", pero advierte de que la movilización que prevé el Govern para este año debe ser por un referéndum que sea efectivo.
"Somos centrales en esta cuestión y nos situamos con el 80% de la ciudadanía que pide el derecho a decidir", ha dicho en rueda de prensa este lunes con el secretario de organización de los 'comuns', Xavi Matilla, y en la que ha dejado claro que, si no es un referéndum como el que ellos exigen, también estarán, porque dan apoyo a las movilizaciones por el derecho a decidir.
Sobre el borrador de la ley de transitoriedad jurídica publicado este lunes y una posible declaración unilateral de independencia si el Gobierno no permite la consulta, ha reiterado que "el derecho a decidir se tiene que mover en la transversalidad que la ciudadanía pide", en alusión al referéndum.
PALAU DE LA MÚSICA
En cuanto a la reunión del Consorci del Palau de la Música prevista para el martes después de que ese mismo órgano decidiera rehusar la acusación de CDC en el caso Palau, ha recordado a ERC que el voto del Parlament ha sido "contundente y rotundo".
En la reunión anterior del Consorci, los tres votos del Govern se impusieron a los dos del Ayuntamiento de Barcelona --que quiere acusar a CDC en el caso Palau--, mientras que el Ministerio de Cultura no acudió al encuentro y no emitió sus dos votos.
Después, durante la semana pasada, ERC se desmarcó del PDeCAT y mostró ese distanciamiento en una votación del Parlament en que se instaba al Govern a acusar a CDC: la resolución salió adelante con los votos a favor de toda la oposición y el voto dividido de JxSí --ERC votó a favor, y el PDeCAT se abstuvo, aunque dos de sus diputados votaron en contra--.
Los 'comuns' esperan que esa votación del pleno y la de ERC en concreto se refleje en los votos que la Generalitat tiene en el Consorci de cara a la nueva votación prevista para el martes: "Esperamos que ERC haga reconsiderar la posición del PDeCAT. No se nos pasaría por la cabeza que fuera de otra manera".
Además, Alamany ha retado al partido liderado por Artur Mas a que aclare si quiere reformularse --de CDC a PDeCAT-- "sobre las cenizas de la corrupción".