Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acuerdo entre CDC y ERC para comenzar el proceso de independencia catalán

Partidos y entidades soberanistas han acordado este viernes que, después de las elecciones del 27S, y si hay una mayoría soberanista el Parlament, la cámara aprobará una "declaración solemne" que marque el inicio del proceso independentista.

Tras este paso, se iniciará un proceso constituyente, se desarrollarán nuevas estructuras de Estado y finalmente habrá una "culminación democrática del proceso por parte del pueblo de Cataluña", según se ha informado en un comunicado conjunto.
El documento, que se firmará a finales del mes de marzo, quiere ser lo suficientemente "abierto" para que se puedan incorporar más adelante otras fuerzas políticas y sociales.
En la negociación, que se ha hecho en algún punto del distrito barcelonés del Eixample, han participado representantes de CDC, Reagrupament, ERC, EUiA, MES, la AMI, la ANC y Òmnium Cultural.
Otro de los acuerdos pasa por definir como plebiscitarias las elecciones del 27S, aunque no se utiliza explícitamente esta palabras: los comicios "deben servir de mecanismo legal para conocer la voluntad del pueblo catalán sobre su futuro político", dice el texto, que evita utilizar la palabra 'referéndum'.
Los ausentes
La negociación se ha hecho en el marco de la Mesa de las fuerzas y políticas sociales para el Estado propio, un órgano de negociación que aglutina a representantes de las entidades y de los partidos que apoyan el derecho a decidir.
No han participado en esta negociación ICV --que en una Convención Nacional afirmó que su apuesta es por un Estado catalán libre y soberano dentro de una España plurinacional--, UDC y la CUP.
Tanto los democristianos como la CUP están impulsando sus hojas de ruta propias: la CUP quiere aprobar su propio documento antes de que acabe el mes de marzo, y UDC celebrará el 14 de junio una consulta abierta a toda la militancia.