Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CDC: "El decreto de convocatoria cumplirá con todo lo que debe cumplir"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante la convención nacional de CDCEFE

La nueva portavoz de CDC, Marta Pascal, ha puesto la responsabilidad en el pueblo catalán y los partidos el hecho de que las elecciones del 27 de septiembre sean plebiscitarias, y no el decreto de convocatoria de los comicios que firmará este lunes el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Marta Pascual ha insistido en que el decreto de la convocatoria es "escrupulosamente legal" y que "cumplirá todo lo que debe cumplir".

En rueda de prensa, en el que se ha escenificado el traspaso de la portavocía del partido de Mercè Conesa --alcaldesa de Sant Cugat y recientemente nombrada presidenta de la Diputación de Barcelona-- a Pascal, ha insistido en que el decreto de convocatoria será "escrupulosamente legal" y respetará y se ajustará así el ordenamiento jurídico.
"El decreto de convocatoria cumplirá con todo lo que debe cumplir, pero estas selecciones tendrán carácter plebiscitario si los catalanes quieren dárselo y si los partidos son capaces de evidenciar que los votos del 27S van en la línea del sí y del no" a un futuro Estado catalán, ha recalcado.
Sin querer dar detalles de la firma del decreto, tampoco ha querido atribuir la precaución que mantienen a que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tenga la tentación de avanzar las elecciones generales.
"No sé si Rajoy tiene esta tentación o no, pero hoy se disolverá el Parlament y es el día en el que empieza el proceso para dar la voz al pueblo catalán" pese a los intentos del Estado para impedirlo desde que asumieron este compromiso, ha asegurado.
Para Pascal, Mas dará el disparo de salida a unas elecciones en las que pretenden, bajo la candidatura de Junts pel Si, obtener una mayoría "sólida, amplia y transversal" que ha rechazado cifrar, alegando que no es momento de distraerse con cifras y sí de convencer.
También ha tachado de desafortunadas las declaraciones del exvicepresidente del Tribunal Constitucional Ramon Rodríguez Arribas, que ha comparado las plebiscitarias con un golpe de Estado: "Cualquier persona con una raíz democrática sólida ve que esto no tiene base. Esto no tiene nada de golpe de Estado". "Es inaudito que se quiera recurrir la voluntad de un pueblo. El carácter plebiscitario lo da el pueblo de Catalunya y los partidos", ha zanjado.
Artur Mas: "Será un decreto inatacable"
El propio Mas aseguró ante el Consell Nacional de CDC que será un decreto "inatacable desde el punto de vista jurídico", pero subrayó que, aunque legalmente serán unas elecciones autonómicas normales, no lo serán desde el prisma político ya que los partidos las habrán convertido en un plebiscito sobre la independencia.
Con la firma del decreto, Mas cumplirá el compromiso adquirido el 14 de enero con ERC y las entidades soberanistas de convocar elecciones el 27 de septiembre, justo un año después de que firmase en el Palau de la Generalitat el decreto de convocatoria de la consulta sobre la autodeterminación, un decreto que fue impugnado y suspendido y que acabó con un 9N alternativo.
La rúbrica de la orden finiquitará las especulaciones sobre si el presidente catalán iba a cumplir o no su palabra, ya que a lo largo de estos meses la oposición ha puesto en cuestión en varias ocasiones la celebración de las elecciones, e incluso el propio Mas ha amagado alguna vez con no convocarlas si veía que los partidos no las convertían en plebiscitarias.