Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá desvincula de "cuestiones judiciales" el SMS que envío a González y dice que "nunca" le ha pedido ayuda

Asegura que no tiene una "relación de amistad" con el expresidente de la Comunidad, al que "conoce" desde 1996
El ministro de Justicia, Rafal Catalá, ha negado este martes que el mensaje de "cortesía" que envió a Ignacio Ignacio González tenga que ver con "cuestiones judiciales" y ha señalado que al decir que "ojalá se cierren pronto los líos" se refería a la estabilidad política del país. Además, ha recalcado que el expresidente de la Comunidad de Madrid "nunca" le ha pedido ayuda para arreglar sus asuntos judiciales.
"Yo no me refiero en absoluto a cuestiones judiciales, no me refiero en absoluto a cuestiones que tengan que ver con el señor González", ha manifestado Catalá en los pasillos del Senado tras responder a las dos preguntas de control al Ejecutivo que le ha formulado la oposición en el Pleno de la Cámara y dónde el PSOE ha llegado a pedir su dimisión.
Tras ser nombrado de nuevo ministro de Justicia en el gabinete de Mariano Rajoy, Ignacio González le mandó un mensaje de felicitación y Catalá le contestó el 3 de noviembre de 2016 escribiéndole: "Gracias Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se cierren pronto los líos".
UNA "RELACIÓN DE PERSONALIDAD" CON GONZÁLEZ
Catalá ha explicado que esos días recibió "cientos de mensajes de felicitación" y ha añadido que "a todos" esos mensajes respondió con "amabilidad y educación", "entre ellos" el de Ignacio González, a quien, según ha dicho "conoce desde 1996" porque ha desempañado funciones dentro del Gobierno como "subsecretario, como secretario de Estado, como vicepresidente de la Comunidad de Madrid y como presidente de la Comunidad de Madrid.
"Por lo tanto, es evidente que tengo una relación de personalidad con él, no una relación de amistad", ha declarado, para añadir que ese SMS se ha conocido tras una "violación flagrante" del secreto de sumario, aunque "eso parece que no importa demasiado en este momento".
El ministro ha asegurado que cuando él dice "ojalá se cierren pronto los líos" le está transmitiendo su "voluntad y deseo" de que el país tenga "pronto estabilidad" porque llevaban ya un año con el Gobierno en funciones, "con dos procesos electorales e investiduras fallidas". Según ha recalcado, él no se refería "en absoluto a cuestiones judiciales".
"Ése es mi mensaje, que se ordene la situación política en España y, como digo, un mensaje de cortesía, de amabilidad y de respuesta a una felicitación como otras cientos que recibo en aquellos días", ha abundado Catalá en declaraciones a los periodistas.
DICE QUE NO TIENE CAPACIDAD DE INFLUIR
Preguntado expresamente si el expresidente de la Comunidad de Madrid le ha pedido ayuda alguna vez para arreglar sus "líos", ha contestado: "Nunca". Según ha añadido, el ministro de Justicia no tiene "ninguna capacidad de influir ni sobre los jueces ni sobre los fiscales para que una investigación judicial vaya en una dirección o en otra".
En este sentido, ha recalcado que la labor del ministro de Justicia "no está en decirle a los jueces ni a los fiscales lo que tienen que hacer", porque "no puede", sino en "hacer que la justicia sea más ágil". Y este último punto, ha afirmado que el Gobierno del PP está "comprometido".