Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá defiende que Madrigal sería una buena magistrada del TC, aunque afirma que no sabe si optará a la plaza

Destaca que la reforma de la Justicia es importante porque "los tiempos evolucionan"
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este jueves que no tiene conocimiento de si la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal optará a una plaza en el Tribunal Constitucional (TC) y ha subrayado que si esto ocurriese está seguro de que desempeñaría correctamente "cualquier responsabilidad".
Así lo ha dicho durante un coloquio organizado por el Club Siglo XXI al ser preguntado por si Madrigal sería una buena magistrada del TC ante el hecho de la renovación de cuatro plazas. En este sentido, ha destacado que en las "próximas semanas" se conocerán los candidatos propuestos por los parlamentos autonómicos y grupos parlamentarios y que no sabe si a la exfiscal general del Estado le "interesa" y le "apetece" esta posición.
Aún así, ha recalcado que si en algún momento es elegida como magistrada seguramente "desempeñaría bien cualquier responsabilidad". "Es una extraordinaria jurista, persona", ha dicho sobre Madrigal, al mismo tiempo que ha aseverado que fue una "extraordinaria" fiscal general del Estado en un "momento muy difícil".
NO ES EL PARLAMENTO QUIEN NOMBRA A LOS VOCALES DEL CGPJ
Por otro lado, en cuanto a la reforma de la ley orgánica del Poder Judicial y, por tanto, de la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Catalá ha recordado que los vocales del órgano de gobierno de los jueces de "origen judicial" designados por el Parlamento, "previamente han sido elegidos por sus compañeros": "No es el Parlamento quien nombra", ha añadido. No obstante, ha enfatizado que el Ministerio que dirige ha pedido propuestas para hacer una reforma que "responda más al espíritu de la Constitución".
Otra de las reformas que Justicia quiere llevar a cabo es la que permite la eliminación de los jueces instrucción, dotando de la capacidad de investigar a los fiscales. Sobre ésta ha dicho que lo importante es dotar al sistema judicial de agilizar los procedimiento para dar respuesta con "fluidez" a los ciudadanos.
REFORMAS DE LA JUSTICIA
La exposición de Catalá en este coloquio se ha centrado en las reformas que necesita la justicia española para ganar "independencia, calidad y cercanía al ciudadano". Según ha dicho, la reforma es importante porque "los tiempos evolucionan", está pendiente desde la Transición y muchas de las leyes son originarias del siglo XIX.
Para Catalá la reforma pasa por dar agilidad a los procedimientos, dotar a la Administración de medios personales y materiales, la "transformación digital", mejorar la percepción social de la independencia judicial e incluir en las medidas a los "más necesitados" para que la sociedad no sea "injusta".
Así, ha hecho hincapié en que este es el momento para llevar a cabo todas estas reformas gracias a la "estructura actual que ha querido los ciudadanos" que haya en el Congreso de los Diputados. En su opinión, ahora mismo existe una "voluntad real" de abordar una reforma y ha instado a todos los partidos políticos y actores jurídicos a dialogar, a llegar a acuerdos y consensos.
El acto ha sido presentado por el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, que ha destacado que esta legislatura se caracteriza por los "grandes retos" que hay que llevar a cabo. Eso sí, a través del diálogo "indispensable" y acuerdos con otras formaciones políticas en asuntos de "interés de Estado" como puede ser la Justicia, ha dicho.
Entre los asistentes se encontraban la presidenta de la Comisión de Justicia en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, el vicesecretario 'popular' Javier Maroto, la exministra de Defensa Carme Chacón o el magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo y exfiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido.