Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá reitera que Rajoy declarará como testigo en Gürtel cumpliendo su obligación como ciudadano

El portavoz socialista en el Senado arremete contra el PP y dice que la próxima mayoría del partido estará en la prisión de Soto del Real
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha reiterado este martes en el Pleno del Senado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declarará como testigo el próximo 26 de julio ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga la primera época de la trama Gürtel (1999-2005) cumpliendo su obligación como ciudadano.
Así ha respondido Catalá a la pregunta formulada por el senador Ander Gil, que se estrena como portavoz del grupo socialista en la Cámara Alta, sobre las consecuencias que tiene para el Gobierno que el presidente del Ejecutivo sea llamado a testificar en un macroproceso de corrupción, como es el 'caso Gürtel'.
"No tiene ninguna consecuencia porque en todo Estado de Derecho, ir a declarar como testigo cuando un tribunal así lo solicita es una obligación ciudadana", ha aseverado el titular de Justicia.
Asimismo, ha apuntado que el auto de admisión con fecha del pasado de abril con el que la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional admitía la prueba testifical solicitada por la acusación popular ejercida por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) señala "expresamente" que Rajoy comparecerá "como ciudadano, no como presidente del Gobierno".
"Por lo tanto, como un ciudadano más comparecerá, como él mismo ha dicho, encantado para colaborar con la justicia", ha concluido Catalá su intervención.
LA "CÚPULA" DE RAJOY
Por su parte, Gil ha destacado que el pasado 19 y 20 de junio, varios exministros --Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Javier Arenas, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato-- de la época de José María Aznar como presidente del Ejecutivo "desfilaron" por la Audiencia Nacional para testificar en el mismo juicio en el que lo hará Rajoy. En este sentido, ha añadido que "al paso que van" lo próximo que vean los españoles sea ver a la "cúpula" del actual jefe del Gobierno ante el juez.
"La próxima mayoría del PP no va a ser en el Senado, puede que sea en Soto del Real y no precisamente en su ayuntamiento", ha ironizado el portavoz del PSOE en el Senado. Gil ha comparado el funcionamiento del sistema judicial de los países del "entorno" y ha afirmado que en ellos funciona la independencia judicial y la separación de poderes, al contrario de lo que sucede en España donde el presidente "salpicado por una trama de corrupción" sigue ejerciendo su cargo.
Para Gil es "insostenible" que España tenga un Gobierno cuyo presidente está "bajo sospecha", al igual que ministros reprobados como es el caso de Catalá, al que el pasado 16 de mayo el Congreso de los Diputados censuró tras acusarle de "obstaculizar" la acción de la Justicia en casos de corrupción como la 'Operación Lezo'.
"Ustedes no solo no han respetado la independencia judicial, han acusado a los jueces, a la policía, fiscales y han amparado a los corruptos", ha reprochado. También ha asegurado que el PP ha "destruido a martillazos" las pruebas que requerían los magistrados haciendo alusión al borrado de los ordenadores del extesorero 'popular' Luis Bárcenas que, según la juez instructora, se hizo "a conciencia" con la "sobreescritura de 35 pasadas y rallado hasta su destrucción física".
MENSAJES A DELINCUENTES
Por último, el senador socialista ha incidido en que el PP ha mandado SMS y Whatsapps a "delincuentes", en referencia al mensaje de texto de ánimo que mandó Rajoy a Bárcenas cuando estalló el 'caso Gürtel' o el que mandó Catalá al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González --en prisión incondicional por el 'caso Lezo'--.
Ha subrayado también que el partido que lidera el presidente del Gobierno "ha sido capaz de repartirse sobresueldos, de financiar en negro campañas, de cobrar comisiones por adjudicaciones de obras públicas, de pagar bodas, cumpleaños, fiestas, viajes coches de lujo y toneladas de confetis". "Los españoles no confían en ustedes para acabar con la corrupción porque ustedes, señor ministro, son la corrupción", ha espetado.