Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá celebra el Día de la Mediación animando a apostar por el diálogo para resolver los conflictos

El Ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha realizado una declaración institucional esta sábado con ocasión del de la Mediación desde "la convicción del valor del diálogo para resolver los conflictos que surgen en nuestra sociedad, reestableciendo relaciones y facilitando la paz social".
A juicio de Catalá, los poderes públicos tiene la obligación de marcarse "objetivos ambiciosos" por encontrarnos al inicio de la Legislatura y tener por delante "el tiempo necesario para alcanzar acuerdos" con los grupos parlamentarios y las entidades que vienen trabajando en el ámbito de la mediación, "contribuyendo así a implantar modelos de solución de conflicto eficaces y a un mejor funcionamiento de instituciones de distinta naturaleza".
En su declaración, el ministro recuerda que una vez aprobada la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, "España cuenta con una regulación moderna de la mediación, por lo que no es tiempo de grandes reformas legislativas, pero sí de dar pasos que permitan aprovechar los beneficios que ofrece la mediación para alcanzar soluciones razonables en menos tiempo y con un menor coste".
Para Catalá dicha ley ha sido el hito principal de la mediación en nuestro país, pero todavía nos queda "un largo camino" por recorrer en esta materia.
"Compartimos la convicción de que la modernización de la Administración de Justicia hoy encuentra en la mediación una de sus piezas fundamentales -señala el titular de Justicia-. Y ello porque la mediación no sólo está llamada a ser una solución extrajudicial que evite una sobrecarga de nuestros tribunales en tanto que muchos conflictos van a encontrar en ella un tratamiento mucho más ponderado, sino que también se va a convertir en una herramienta de gestión procesal que facilitará a los profesionales de la Justicia el cumplimiento de su valiosa función".
Para todo ello, según ha reconocido "será preciso abordar una serie de medidas que permitan el conocimiento por parte de los ciudadanos y las empresas de la mediación, otras que garanticen la calidad de estos procedimientos y finalmente, el establecimiento de incentivos que animen a recurrir a la mediación".
UNIDADES DE MEDIACIÓN INTRAJUDICIAL
Consciente de que el Ministerio de Justicia tiene que asegurar que todos los ciudadanos accedan a la Justicia, Catalá recuerda que deben articularse los medios necesarios para que la resolución de los conflictos ya judicializados pueda alcanzarse a través de vías complementarias como la mediación intrajudicial. "Para su efectividad potenciaremos dentro de las Oficinas Judiciales la creación de unidades de mediación intrajudicial", ha anunciado.
Al objeto de lograr estos objetivos, el Ministerio de Justicia trabajará en estrecha colaboración con los distintos sectores: profesionales, el poder judicial, las administraciones públicas y los grupos parlamentarios, ha insistido.
Finalmente, Catalá ha señalado que la mediación "está llamada a ocupar un lugar protagonista en nuestra sociedad, como motor del diálogo y de la comprensión, fomentando un necesario espíritu de colaboración sobre los valores esenciales para una convivencia pacífica y democrática".