Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castro señala que la denegación del CGPJ a su continuidad era "esperable"

El juez Castro sienta a la infanta Cristina en el banquilloEFE

El juez instructor del Caso Nóos, José Castro, ha manifestado que era "esperable" la decisión adoptada por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que rechazó su petición de continuar con la instrucción del caso Palma Arena una vez jubilado, lo que se prevé para el próximo mes de diciembre, cuando el magistrado cumpla 70 años.

Así lo ha puesto de manifiesto a su llegada sobre las 7.30 horas a los Juzgados de Vía Alemania de Palma donde, preguntado por los periodistas sobre si le dará tiempo concluir la causa antes de diciembre, ha manifestado que así lo intentará pero que no cree que pueda poner fin "a todo".
En concreto, tras más de cuatro años volcado en la instrucción del Caso Nóos, Castro tiene pendientes de finalizar veinte de las 28 piezas en que fue desgajado el caso Palma Arena, centrado en el supuesto desvío de más de cincuenta millones de euros públicos en forma de contratos y adjudicaciones ilícitas durante la construcción del velódromo palmesano (2005-2007), considerado la infraestructura estrella de la última legislatura de Jaume Matas.
Castro había solicitado ser nombrado magistrado emérito una vez se produzca su jubilación forzosa a fin de concluir la causa, la última de cuyas piezas fue recientemente incoada con el objetivo de investigar la compra y reforma de la sede del PP balear, que habrían ido a cargo de empresarios favorecidos con la adjudicación de diversas obras públicas durante la última legislatura de Matas (2003-2007).
Precisamente, el juez interroga, por videoconferencia, al extesorero del PP nacional Luis Bárcenas, quien declarará como testigo, mientras que también están citados para esta jornada el exgerente del Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut) Sergio Bertrán y la exjefa de gabinete de Matas, Maria Umbert, también como testigos, así como el empresario y propietario de la constructora Bruesa Antonio Pinal, en su caso como imputado, quien habría pagado parte de la reforma del inmueble de los 'populares'.