Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castedo defiende la legalidad de su actuación y niega una "amistad íntima" con Ortiz

La exalcladesa de ALicante Sonia Castedo ha defendido en su declaración ante el juez Juan Carlos Xerón la legalidad de la actuación municipal en relación al Plan Rabasa y el convenio para la instalación de una multinacional sueca en este barrio alicantino, al tiempo que ha negado que mantuviera una relación "de amistad íntima" con el constructor Enrique Ortiz.

"No tengo por qué esconderme. Tendría que hacerlo si hubiera cometido alguna ilegalidad o beneficiado al señor Ortiz, y no lo he hecho", ha señalado a preguntas de los periodistas, tras finalizar su comparecencia como imputada por delitos de tráfico de influencias y prevaricación ante el juez, que se ha prolongado durante unas dos horas.
En esa comparecencia no se ha podido escuchar las conversaciones telefónicas bajo sospecha entre el empresario, que también está imputado en la causa, y la ex primera edil, tras notificar la Generalitat al juzgado que no podía poner a su disposición a ningún técnico de audio.
Por otra parte, el abogado de la acusación popular que ejerce EU, José Luis Romero, ha explicado a los medios que Castedo ha calificado de "oficial" el viaje que hizo junto con su antecesor en la Alcaldía, Luis Díaz Alperi, Enrique Ortiz y otras personas a Oporto el 30 de octubre de 2008 para conocer las instalacioens de Ikea en la ciudad portuguesa, si bien ha matizado que pagó dicho desplazamiento de su bolsillo y ha apuntado que su letrado aportaría documentación de la tarjeta de crédito para así demostrarlo.
Al ser cuestionada por la prensa por cuál va a será su futuro ahora, la también ex diputada autonómica por el PP ha precisado que va a ser "muy prometedor", aunque será el futuro de "Sonia Castedo, absolutamente alejada de la vida política". " Ahora yo ya no soy alcaldesa, no soy política, y solo quiero entrar y salir como una persona normal y no creo que ya a la gente le interese todo", ha continuado.
LLUVIA DE PÉTALOS
Cuando Castedo, sobre las 9.30 horas, ha entrado en los juzgados, un grupo de vecinos que han dicho venir de la Zona Norte de Alicante le ha entregado un ramo de flores y ha arrojado a su paso una lluvia de pétalos, gesto que la ex primera edil alicantina ha agradecido.