Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ballester ratifica que Urdangarin y Matas se reunieron en Marivent para definir proyectos

El juicio por el caso Nóos se ha reanudado en la Audiencia Provincial de Baleares con la infanta Cristina sentada en el banquillo de los acusados. En esta segunda jornada del juicio José Luis 'Pepote' Ballester, director general de Deportes del Govern en la última legislatura de Jaume Matas (2003-2007), ha ratificado que estuvo presente en un encuentro en el Palacio de Marivent, llevado a cabo en septiembre de 2003, en el que Iñaki Urdangarin y el expresidente del Govern Jaume Matas definieron su colaboración de cara a la puesta en marcha de futuros proyectos entre el Ejecutivo balear y el Instituto Nóos. Ballester ha asegurado que en ningún momento nadie del Ejecutivo autonómico discutió el pago de 1,2 millones de euros a favor del Instituto Nóos presidido por Iñaki Urdangarin de cara a la celebración de la primera edición del conocido como Illes Balears Forum, "no hay más cera que la que arde".

Durante su declaración como acusado en la segunda sesión del juicio que se celebra en Palma por el caso Nóos, Ballester, medalla de oro de vela en los Juegos Olímpicos de 1996, ha manifestado que, en ese momento -en 2005, año en que se celebró el primer foro-, "nadie se planteó" si había que negociar el expediente y, además, "no se discutían las cosas que el presidente decía", en alusión a Matas.
"¿Por eso no se comprobaron los precios?", le ha espetado en ese instante el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, a lo que el procesado ha respondido que esta forma de proceder "me pareció lo más normal. Se acordó firmar por ese importe y sólo por ese importe". En cuanto a la fórmula con la que fue articulado el convenio para la celebración del primer foro -la misma con la que fue impulsado el segundo-, ha recalcado que fue Matas quien la decidió.
"Aquí nadie sabía ni decía nada. Fue luego cuando comencé a interiorizar que no estaba bien hecho", ha remarcado, recordando que entonces los responsables de Nóos les comentaron que se trataba de una entidad sin ánimo de lucro.
Durante su declaración ha recordado que conoció a Urdangarin en 1985 y fue posteriormente cuando el exduque de Palma le trasladó la posibilidad de que el Govern patrocinase el equipo ciclista Illes Balears-Banesto, además de poner en marcha una oficina para el seguimiento del mismo.
Reunión entre Matas y Urdangarín en Marivent
Tal y como ha señalado a preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, Urdangarin le pidió que le comunicara esta propuesta a Matas, y fue después cuando comenzaron las negociaciones en torno a los distintos proyectos a través de numerosas reuniones, una de las cuales tuvo lugar en Marivent -con la presencia de una cuarta persona- y otras en su propia vivienda.
Más en concreto, Urdangarin, para quien la Fiscalía reclama 19 años y medio de cárcel, propuso que el Govern contratase a la mercantil Nóos Consultoría Estratégica -una de las empresas que conformaban el entramado a través del cual tanto Urdangarin como su exsocio Diego Torres se habrían apoderado de los más de seis millones de euros- para llevar a cabo las tareas encomendadas a la oficina del proyecto ciclista.
Preguntado sobre si no vio nada irregular en ello, el acusado ha respondido que "nadie puso en duda las propuestas; no le puedo decir más".
De acuerdo a las investigaciones, el Ejecutivo autonómico acabó abonando 54.520 euros para el seguimiento de la repercusión del Illes Balears; 174.000 -por parte de la fundación Illesport- por la creación de la oficina del proyecto de este equipo deportivo, y 116.566 -por parte del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) por la elaboración de material promocional del club ciclista.
Urdangarin había presupuestado la oficina del proyecto de la que se encargaría su empresa en 300.000 euros anuales aproximadamente. Ballester ha negado, no obstante, conocer cómo se articuló la contratación de Nóos Consutoría para la puesta en marcha de esta iniciativa.
"Solo me interesa ganar las elecciones"
Ballester ha manifestado que cuando trasladó al expresidente del Govern Jaume Matas que Iñaki Urdangarin le reclamaba 400.000 euros en deudas por la organización de dos foros sobre turismo y deporte en Palma, aquél eludió el asunto y le respondió: "Lo único que me interesa es ganar las elecciones del próximo domingo".
Los hechos tuvieron lugar antes y durante el mes de mayo de 2007, cuando estaban a punto de celebrarse las elecciones autonómicas de ese año. Tal y como ha relatado Ballester, Urdangarin comenzó a exigirle el pago de los fondos que quedaban pendientes en relación a la organización de la segunda edición del evento y que, según el exregatista, no habían sido abonados debido a que Nóos no había realizado todos los servicios comprometidos.ç
"A partir de enero de 2007, Urdangarin me llamó sucesivas veces para reclamar el dinero", ha incidido el acusado, quien respondía al marido de la Infanta Cristina que cuando los trabajos encargados por el Govern fuesen entregados, se le pagaría.
Matas daba las directrices para manipular actas
El acusado, uno de los principales 'arrepentidos' en el marco del caso Nóos, ha abierto la ronda de interrogatorios en el juicio y en su comparecencia ha achacado a Matas las decisiones que adoptaba la Fundación, como el hecho de que se simularan actas de reuniones que no se habían producido y de decisiones que tampoco habían sido debatidas.
Según ha manifestado el medallista olímpico la junta de patronos del Illesport se reunió una sola vez, "al principio de todo". Ballester ha señalado que las actas de la fundación las firmaba y redactaba su gerente Gonzalo Bernal, también procesado en esta causa.
Tal y como ha explicado, fue Matas quien le propuso para el cargo tras emplazarle la secretaria de aquél a una reunión en el Consolat. "Nos conocíamos desde 1996, cuando gané la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Siendo ya ministro mantuvimos el contacto", ha relatado.
Ballester ha manifestado que comenzó a colaborar con las investigaciones a raíz de las diferentes informaciones que se iban vertiendo en los medios en torno a presuntas irregularidades en la celebración de dos foros sobre turismo y deporte organizados en Palma por Nóos así como en relación con la construcción del velódromo Palma Arena, cuyo sobrecoste en más de cincuenta millones de euros está siendo investigado.
Así, fue en 2009, tras ser detenido en agosto en la operación policial del caso Palma Arena, cuando inició las conversaciones con Fiscalía y Abogacía de la Comunidad Autónoma y "fui conocedor de todo lo que habían declarado empresarios, funcionarios y gente ligada a mi trabajo". Según ha manifestado, había en estas declaraciones "contradicciones y evasivas" en las que "se ponía en tela de juicio la ética" en la gestión de las arcas públicas, cuyo "saqueo en ningún momento era mi intención".
La infanta será la última en declarar
La declaración de la exduquesa está prevista en último lugar, aunque, como el resto de acusados, deberá acudir a todas las sesiones de interrogatorios previstas en las próximas tres semanas. La finalización del juicio, que se celebra en una sala cedida por el Govern en el Polígono Son Rossinyol de Palma, está fijada para el 30 de junio, si bien los acuerdos que se están ultimando durante estos días podrían reducir notablemente la duración de la vista 
La Fiscalía Anticorrupción reclama más de cien años de cárcel para catorce de los acusados, 19 y medio de ellos para el marido de la Infanta y 16 y medio para Torres.