Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado no cree que Rajoy deba irse, como Aguirre, por Bárcenas: Lo comparable sería que un ministro tuviera corrupción

Comparte la sensación de "indignación y traición" porque las explicaciones de González y Granados "resultaban verosímiles"
El vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, no cree que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, deba dimitir por no vigilar al extesorero del PP, Luis Bárcenas, como hizo la portavoz de los 'populares' en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, por el caso del que fuera su 'número dos' en la Comunidad, Ignacio González.
"Haciendo la analogía podríamos decir que si algún ministro del Gobierno de España o algún vicepresidente tuviera un caso de corrupción, eso sería comparable a lo que ahora está haciendo Aguirre. En el caso del tesorero, es una persona relevante en la organización, pero no trabaja día a día con el presidente", ha asegurado Casado en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.
El dirigente 'popular' ha respondido así tras ser preguntado si Rajoy debería asumir algún tipo de responsabilidad por negligencia a la hora de vigilar a Bárcenas, igual que hizo este lunes Aguirre tras la implicación de González en la 'operación Lezo'.
"Sé que es difícil explicar a una persona cuál es la diferencia, lo que puedo decir es que en el caso de supuesta corrupción de Bárcenas, el presidente del partido lo primero que hizo fue ir a sede parlamentaria, pidió disculpas por haberse equivocado al elegirlo, luego lo echó, puso la documentación a disposición de la autoridad judicial y tomo medidas en la pasada legislatura", ha defendido.
LAS EXPLICACIONES DE GONZÁLEZ Y GRANADOS ERAN VEROSÍMILES
Por otro lado, Casado ha dicho que comparte la sensación de "indignación y traición" que confesó Aguirre porque considera que las explicaciones tanto de González como del exconsejero de Presidencia Francisco Granados, en la cárcel por el 'caso Púnica', "resultaban verosímiles".
"Hay veces que, igual es por ingenuidad o por corporativismo, pero resultaba verosímil lo que te decían", ha aseverado, para luego lamentar "la vehemencia con la que" ambos políticos "se defendían" en los medios de comunicación.
"Yo he visto explicaciones de González explicando euro por euro de su mujer, cuando habéis publicado sus explicaciones del ático. ¿Que además nos engañan cuando ya han engañado sobre la propiedad? Es que la responsabilidad nuestra no puede ser exigir a todo mundo que demuestre su inocencia", se ha defendido.
Por ello, Casado ha dicho que prefiere "no ser justiciero" y "acusar injustamente" aunque sea a costa de quedarse "con la cara" que se le ha quedado esta semana. "Yo he creído lo que ha dicho esta gente, y parece que me he equivocado, es el difícil equilibrio en un Estado de Derecho", ha añadido.
Además, ha dicho que se debe "ponderar positivamente" que Aguirre haya dimitido "en dos ocasiones, cuando ha visto que se ha equivocado al elegir". A su juicio, eso "honra" a la expresidenta y "no empaña su trayectoria política".
"Está colaborando con la Justicia como testigo. Hay que recordar que no se esta investigando a Aguirre", ha recordado, para después insistir en que la 'popular' "siempre ha colaborado y nunca ha ocultado nada".
Pese a las imputaciones de miembros del PP madrileño, Casado cree que el balance de su gestión "ha sido positivo", y que no se puede "emborronar todo" el mérito de los populares que han "transformado", con su gestión, el Ayuntamiento.
EL PP NO HA FORZADO LA DIMISIÓN DE AGUIRRE
El vicesecretario no cree que la dimisión de Aguirre haya sido forzada por la dirección del partido, sino que fue una decisión propia, como se pudo ver "por lo que dijo ella" en la rueda de prensa en la que anunció su marcha del Ayuntamiento.
Aguirre, ha dicho, "siempre ha tomado sus propias decisiones". "Este gesto es asumir una responsabilidad por unas perdonas que le habían engañado cuando pidió explicaciones", ha subrayado.
Preguntado sobre la posibilidad de que sea él mismo el que ocupe el puesto de Aguirre en las próximas elecciones municipales, Casado ha dicho que ya tiene "demasiado" en su cargo de vicesecretario. "Me acaba de revalidar Rajoy y tenemos mucha faena por delante", ha añadido.
A su juicio, "es muy temprano" para abrir el debate sobre quién debe ser el sustituto de Aguirre, y que eso debe votarse "con la opinión importante" de la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes. "En la Dirección Nacional estamos preparando no solo estas elecciones sino todas las que vienen", ha remachado.