Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado asegura que el PP no tolerará "ningún chantaje" ni ningún "proyecto rupturista" de la unidad del país

Cree que "lo mejor que podían hacer los independentistas en Cataluña es dejar de hacer el ridículo"
El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, ha asegurado, ante la existencia de "otro desafío secesionista" y de "partidos populistas y nacionalistas radicales", que el PP "no va a tolerar ningún chantaje ni ningún tipo de proyecto rupturista contra la unidad de España y la soberanía nacional".
Casado, que ha participado en la capital pacense en la clausura del XIII Congreso Provincial del PP de Badajoz en el que ha resultado reelegido como presidente Francisco Javier Fragoso, ha señalado que España está "muy orgullosa", ahora que se van a cumplir 40 años, de las primeras elecciones democráticas que ganó Suárez y de una época que quieren "consolidar" y "preservar".
"Para el Partido Popular es fundamental seguir defiendo los pilares de nuestra convivencia, el marco constitucional que ha hecho que España sea una de las democracias más admiradas del mundo", ha aseverado.
Así y cuando "hay otro desafío secesionista" y "partidos populistas y nacionalistas radicales que intentan tirar por tierra todos esos esfuerzos", ha abogado por "mandar un mensaje de absoluta tranquilidad", porque, ha aseverado, "el Partido Popular no va a tolerar ningún chantaje ni ningún tipo de proyecto rupturista contra la unidad de España y la soberanía nacional".
Para Pablo Casado, "lo mejor que podían hacer los independentistas en Cataluña es dejar de hacer el ridículo" tras haber estado el pasado mes viajando por Estados Unidos o Europa, donde "nadie les ha recibido" ni "echo caso" y "todo el mundo les dice que respetan, por supuesto, la legalidad y por supuesto la institucionalidad del Gobierno de España y de los españoles".
(Habrá ampliación)