Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casado dice que el PP es "el partido de la honradez y honestidad" y "hay que decirlo alto y claro en días como hoy"

Cree que, si el PSOE hubiera sacado 52 escaños al PP y éste bloqueara su Gobierno, "tomarían las sedes" de los populares en toda España
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha afirmado que el PP es "el partido de la honradez y la honestidad", y "hay que decirlo alto y claro en días como hoy" y, por ello, ha asegurado que, "quien lo haya hecho mal, lo va a pagar". Asimismo, ha reprochado al PSOE que critique casos de corrupción de otras formaciones y "no diga absolutamente nada" tras conocerse las peticiones de cárcel para los expresidentes, Manuel Chaves, y José Antonio Griñan por el caso de los EREs.
También ha considerado que, si el PSOE hubiera sacado 52 escaños al PP y éste bloqueara su Gobierno, "tomarían las sedes" de los populares en toda España.
En un acto electoral celebrado en Getxo, Casado ha defendido que su formación es "el partido de honradez, de la honestidad", y hay que "decirlo alto y claro en días como hoy", porque en él "no caben las irregularidades, no caben los atajos y, quien lo haya hecho mal, lo va a pagar".
"Que no os pongan colorados por la calle, podéis salir por Getxo y por toda España pisando fuerte y con la cabeza bien alta porque estáis en un partido en el que ningún corrupto tiene cabida. Que no os quepa la menor duda", ha asegurado.
El representante popular ha asegurado que en España "no existe la impunidad", aunque ha reconocido que hay noticias que "abochornan", y ha destacado los mecanismos internos existentes dentro del PP contra la corrupción para "sancionar y prevenir".
El dirigente del PP ha manifestado que, teniendo en cuenta los problemas que tiene el país como el del desempleo, "no se puede seguir hablando todo el día de cuestiones que ya se sabe que no van a quedar impunes".
CHAVES Y GRIÑAN
Por otra parte, ha asegurado que "no van a admitir lecciones" de aquellos que "mucho dicen cuando hay algún caso que afecta a otra formación política, pero que, sin embargo, en días como hoy, "no dicen absolutamente nada", precisamente en el día que se ha conocido la petición de la Fiscalía Anticorrupción para Chaves y Griñan.
"Eso no puede ser, hay que estar a las duras y las maduras, igual que criticas mucho, habrá que explicar, como hacemos nosotros, qué procedimientos internos tienes para hacer que las personas que hayan podido hacer algo mal, no manchen las siglas del partido", ha apuntado.
En este sentido, ha indicado que los populares tienen esos procedimientos internos, "con pleno respeto a la presunción de inocencia, con pleno deseo de que al final en esos juicios se demuestre la inocencia de las personas que han podido aportar muchos años de su vida en nuestra formación, pero también con absoluto respeto a la ejemplaridad de estas nobles siglas".
Pablo Casado ha indicado el PP "actúa", aunque probablemente "no sean perfectos" y, unas veces lo harán "demasiado pronto y otras veces, a lo mejor demasiado tarde", pero ha insistido en que no toleran "lecciones", ni de los que "se van a otros países pseudodictatoriales a recibir financiación" ni los que "han protagonizado el mayor escándalo de corrupción de la historia moderna de España". "No lo vamos a consentir", ha asegurado.
"POLÍTICA ESPAÑA"
Por otra parte, ha ensalzado la figura de Alfonso Alonso y ha apelado a votar al PP el 25S en Euskadi porque "no queremos que el País Vasco pase lo que está pasando ahora en España". En este sentido, ha recordado cuando el PP apoyó al PSE-EE tras las elecciones de 2009, lo que permitió a Patxi López acceder a Lehendakaritza, y ha indicado que fue "un ejemplo de generosidad" para poder conformar "un Gobierno constitucional".
Casado ha asegurado que el PP lo hizo "a cambio de nada" y puso los "intereses de España y del País Vasco" por encima de los propios, que es lo que, según ha manifestado, están pidiendo al PSOE. El dirigente del PP ha afirmado que no se pide a Pedro Sánchez que apoye a Rajoy, sino que "se abstengan" y dejen "votar a la fuerza más votada", con "52 escaños más que el PSOE".
"¿Qué pasaría si el PSOE hubiera sacado 52 escaños al PP y lleváramos ocho meses bloqueando su Gobierno?. Es que no pintarían la puerta de la sede como aquí en Getxo, es que tomarían las sedes en toda España diciendo que somos unos antidemócratas", ha añadido.
Casado ha apelado, por tanto, a la "generosidad y la responsabilidad" del PSOE para permitir que haya Gobierno porque, si Pedro Sánchez quiere ser líder de la oposición, tendrá que "haber gobierno". "A este paso, con la que está cayendo en el PSOE, va a acabar siendo líder de la oposición de su propio partido porque se lo quieren cargar", ha manifestado.
El dirigente del PP ha manifestado que "no todos son iguales" y "unos hemos hecho mucho y no podemos hacer más". "Nos da vergüenza salir a la calle y tener que explicar a la gente lo que está pasando en España. Es algo digno de pedir disculpas porque los españoles no se merecen este parón", ha manifestado.
Casado ha señalado que, en todo caso, "no es responsabilidad" del PP que ha hecho "lo que tenía que hacer" y ha recordado que se "tendió la mano al PSOE y Ciudadanos". "Y ahora hay que seguir reclamándolo porque todavía tenemos tiempo", ha apuntado el representante del PP, que considera una "irresponsabilidad" perder "dos semanas" hasta que pasen las elecciones vascas y gallegas.
NACIONALISMO
Casado ha asegurado que el nacionalismo, "según decía Vargas Llosa es, junto con el populismo, "la mayor amenaza para la libertad que queda" y ha indicado que es "excluyente por definición" y que "no estamos en época de construir muros, todo lo contrario". Por ello, ha indicado que no puede ser que en Euskadi, en pleno siglo XXI, venga un partido a decir "que hay que seguir con la política de campanarios mirándonos al ombligo".
Tras señalar que el Estado de Derecho "no está en funciones", ha manifestado que el PP "no va a tolerar que ningún partido nacionalista o independiente ponga en riesgo esta construcción tan impresionante como es la nación española". Casado ha asegurado que no va a haber "ningún desafío y tampoco en Cataluña".
Por otra parte, ha indicado que la "derrota" del terrorismo no fue por lo que "ahora hablan de hombres de paz", sino que fue gracias a una estrategia "tremendamente eficaz liderada por Aznar y Rajoy", que dijeron "al terrorismo, ni agua".
El vicesecretario de Comunicación ha asegurado que el PP vasco "nunca ha pedido venganza ni revancha", solo "memoria, dignidad y justicia", y es un partido que "no va a permitir que se reescriba la historia".
Por otra parte, Casado ha calificado a Otegi de "delincuente" y ha indicado que "se le olvida" que el cumplir la condena "como terrorista colaborador no le hace inocente, igual que el violador que cumple su condena, no va a ser inocente", ha manifestado el dirigente del PP, que ha recordado que a Otegi "le pillaron secuestrando a Javier Rupérez, le pillaron disparando en la tripa a Gabriel Cisneros".
Además, ha pedido a Otegi que, hasta que "no condene la historia asesina de ETA y no ayude a esclarecer los asesinatos pendientes", que "no abra la boca". Por último, ha señalado que el PP seguirá defendiendo a las víctimas del terrorismo y ha lamentado que siga habiendo "algún descerebrado que va a la sede de Getxo y pinta insultos".
Por su parte, la secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha asegurado que su partido "peleará por el empleo y por bajar los impuestos", por que "el euskera no sea barrera para acceder al empleo público, y que la RGI llegue a quien lo necesita, y no a quienes la cobra de forma fraudulenta".
Tras criticar la Administración pública y las empresas están "repletas" de "amigos, primos y todo el árbol genealógico" del PNV, ha afirmado que "hay vida más allá" de la formación jeltzale, y ha criticado que el PSE-EE aspire a ser su "muletilla" para lograr "algún carguillo".