Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa de la Caridad en Valencia da de comer a miles de niños en verano

El verano se ha convertido en una tragedia para muchos padres con hijos. Cierran los comedores escolares y miles de niños se quedan sin lugar donde comer. El colegio era un salvavidas donde encontraban un plato caliente cada día. La Casa de la Caridad de Valencia ya han notado que tienen más comensales. Por estas fechas se duplica o triplica el número de menores que vienen a comer, porque los padres no pueden pagar el comedor escolar o este ha cerrado.