Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chacón ve un error la decisión de echar a Tomás Gómez de la Secretaría General

Carme Chacóncuatro.com

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carme Chacón, no comparte la decisión de suspender a Tomás Gómez y crear una gestora en el PSM y así lo ha expresado este miércoles ante sus compañeros de la dirección federal.

Según varios asistentes a la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva, la exministra de Defensa ha dicho que apartar a Gómez de la Secretaría General de los socialistas madrileños es un error en el que no quiere participar.
Preguntada después en público por su opinión en este asunto, se ha limitado a apuntar que "lo que tenía que decir" lo había dicho ya en la reunión a puerta cerrada.
Además de Chacón, en defensa del líder de los socialistas madrileños han salido el secretario de Movimientos Sociales, Pedro Zerolo, que fue elegido recientemente presidente del PSM, aunque ha sido la secretaria de Inmigración, Eva Matarín, también del PSM, quien ha apoyado con más ahínco a su líder.
La reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva ha comenzado cuando ya había saltado a los medios la decisión de suspender a Tomás Gómez y antes de que se conociera la intención del líder de los socialistas madrileños de continuar siendo candidato a la Comunidad de Madrid.
El secretario de Organización, César Luena, ha explicado a sus compañeros los argumentos en los que se apoya Ferraz para disolver la dirección del PSM y el resto de intervenciones, al margen de las tres ya mencionadas, han apoyado la decisión de su secretario general.
Decisión "enormemente dolorosa"
Las fuentes consultadas han asegurado que ha sido una reunión "muy difícil" porque todos coinciden en que se trata de una decisión "enormemente dolorosa", pero la mayoría cree que no había otra alternativa.
En la reunión no han estado presentes el 'número tres' del partido, el secretario de Política Federal, Antonio Pradas, ni el secretario de Reformas Democráticas y secretario general del PSPV, Ximo Puig.