Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cárcel por agredir sexualmente en ascensores de Barcelona a cuatro chicas en cinco días

Tres de las cuatro víctimas eran menores y todas lo identificaron en la rueda de reconocimiento
Una juez de Barcelona ha ordenado la entrada en prisión provisional comunicada y sin fianza de un acusado de agredir sexualmente a tres chicas menores y a otra de 20 años, a las que supuestamente atacó en los ascensores de sus domicilios los días 9, 10, 12 y 13 de julio en varios puntos de la capital catalana.
En un auto recogido por Europa Press, el Juzgado de Instrucción 19 de Barcelona ha considerado que Raúl P.F. --que este viernes ha pasado a disposición judicial-- debe entrar en prisión por riesgo de fuga y por "el ánimo premeditado del investigado de agredir sexualmente a personas especialmente vulnerables por razón de la edad".
La magistrada enumera una serie de factores que apuntan a que Raúl P.F., de unos 25 años, es el responsable de estas agresiones sexuales, entre ellos, que en una rueda de reconocimiento este mismo viernes las cuatro víctimas lo identificaron, sin dudarlo, como el agresor.
El 'modus operandi' de las cuatro agresiones coincide, ya que las atacó cuando se disponían a entrar en sus domicilios después de haber contactado en el ascensor.
Además, las cuatro víctimas tienen el mismo perfil: tres son menores y la cuarta tiene un "aspecto juvenil que induce a error sobre su auténtica edad", según la magistrada.
La magistrada investiga a Raúl P.F. por cuatro delitos contra la libertad sexual y dos delitos de allanamiento de morada --en dos de los casos las persiguió hasta dentro de sus domicilios--, por hechos ocurridos entre el 9 y el 13 de julio.
LAS CUATRO AGRESIONES
En el primero de los casos, el 9 de julio, el hombre irrumpió con la menor en el ascensor, la siguió hasta el piso, pasó al domicilio sin el consentimiento de ella y la obligó a hacerle una felación, amenazándola con que si se negaba le haría daño apuñalándola.
Al día siguiente, en el interior del ascensor de otro inmueble, el acusado supuestamente agredió sexualmente a otra menor, pidiéndole que le hiciera tocamientos, cuando iba a casa de una amiga, siempre según el auto judicial.
El 12 de julio, siguió a otra chica menor que entraba con el perro en un ascensor y allí se bajó los pantalones, pero ella se pudo escapar.
Por último, al día siguiente, el agresor accedió con la víctima --de 20 años-- al ascensor y, cuando iba a entrar su piso, la empujó hacia dentro y cerró la puerta; una vez dentro la víctima pudo zafarse de él y coger un cuchillo para asustarlo, con lo que el agresor escapó del piso.