Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CVC guarda un minuto de silencio por Rita Barberá y reconoce el "tratamiento exquisito" del actual Ayuntamiento

El pleno del Consell Valencià de Cultura (CVC), que ha celebrado su sesión en la localidad valenciana de Algemesí, ha guardado, a propuesta del consejero José María Lozano, un minuto de silencio por la muerte de la exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberà. Al mismo tiempo, a instancias del consejero Vicente González Móstoles, ha reconocido al actual equipo de gobierno del Ayuntamiento "el tratamiento exquisito que ha dado al deceso".
El organismo consultivo ha celebrado sesión plenaria en Algemesí. La última vez que lo hizo fue en 2005, año en el que "empezó una relación especial y muy provechosa". Las fiestas de la Mare de Déu de la Salut todavía no habían sido declaradas Bien de Interés Cultural, puesto que le faltaban cinco años para serlo y seis para ser declaradas Patrimonio Inmaterial por la UNESCO, el reconocimiento más importante que un acontecimiento cultural puede recibir en el mundo, recuerda el CVC en un comunicado.
Desde la institución subrayan que "se puede decir sin faltar nada a la verdad que los informes que entonces elaboró el CVC ayudaron, y de qué manera, a conseguirlo". "Por eso, la visita de este lunes, para celebrar la sesión plenaria abierta en todos los vecinos del pueblo, ha sido como una especie de reencuentro, que se ha querido hacer coincidir exactamente con el mismo día en el que ahora hace cinco años las fiestas de la Virgen María de la Salud fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad", añaden.
La alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, ha recibido a la puerta del Ayuntamiento a los miembros del Consell Valencià de Cultura y a su presidente, Santiago Grisolía, y los ha acompañado hasta la sala donde el órgano consultivo se ha reunido en sesión ordinaria para tratar las diferentes cuestiones e informes que las comisiones de trabajo habían llevado para la ocasión.
En concreto, el pleno ha aprobado dos informes para la declaración de BIC de la Diablesa y Oriol de Orihuela, elaborados por la Comisión de Legado Artístico, y dos informes más de la Comisión de Promoción Cultural: uno sobre el anteproyecto de Ley de la Huerta y otro sobre el Plan Especial del entorno del Jardín Botánico y la Puerta de Quart de Valencia. También se ha dado luz verde a un informe acerca del futuro Centro Cultural de Bombas Gens y otro sobre los Derechos de los Niños.
Al acabar el pleno, la sesión se ha abierto a los miembros de la corporación local de Algemesí y a los vecinos del pueblo. La alcaldesa y Santiago Grisolía han intercambiado discursos. Así, la primera edil ha anunciado el comienzo del proceso para declarar BIC la plaza de toros de la villa, a propuesta del plenario municipal, mientras que el presidente del CVC ha vuelto a recordar que la institución está al servicio de todas las instituciones.
Al final del acto, los integrantes del CVC han visitado el Museo de la Fiesta y a la Basílica de San Jaume, que es el centro neurálgico de las celebraciones de Nuestra Señora de la Salud.