Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP no seguirá negociando los Presupuestos catalanes para 2017 si sus bases los rechazan este sábado

Mantendrá las enmiendas para subir el IRPF hasta la votación final
La CUP no seguirá negociando los Presupuestos de Cataluña para 2017 si sus bases rechazan, en el Consell Polític de este sábado, la última propuesta del Govern para lograr el 'sí' de los anticapitalistas.
En rueda de prensa en el Parlament, el diputado de la CUP Albert Botran ha detallado este martes que "la decisión del sábado es firme" y se mantendrá aunque se amplíe el plazo para negociar.
El periodo para acercar posiciones y rubricar un acuerdo podría ampliarse si algún grupo llevara las cuentas al Consell de Garanties Estatutàries por considerarlas no constitucionales: esto daría 30 días más hasta que el órgano consultivo se pronuncie.
Botran ha dicho que las bases votarán el sábado 'sí' o 'no' a los Presupuestos y en ningún caso se abrirá la puerta a una tercera opción que permitiera seguir negociando con el Ejecutivo: "El día 28 saldrá un 'sí' o un 'no' definitivo a la propuesta del Govern".
Precisamente sobre la última propuesta del Ejecutivo, que es la que votarán las bases el sábado, ha destacado que tiene aspectos positivos en educación y en creación de fondos sociales, pero "se echa de menos alguna medida en fiscalidad redistributiva".
Los anticapitalistas reclamaban al Govern un incremento del IRPF autonómico a las rentas altas, que "parecía que ERC también apoyaba" pero que finalmente el Ejecutivo ha rechazado.
"Ahora la decisión está en manos de la militancia" porque la propuesta del Govern no debe servir para convencer al grupo parlamentario de la CUP, sino a sus bases, que son las que decidirán así el voto de los 'cupaires'.
Según Botran, el grupo parlamentario no tendrá una posición oficial para no interferir en el debate interno, pero sí ha elaborado un conjunto de documentos que recopilan los argumentos a favor y en contra de los Presupuestos para trasladarlos a sus bases.
Estos documentos se debatirán entre este miércoles y el viernes en las asambleas territoriales, como paso previo al Consell Polític de este sábado: "En estos debates también se valorarán los avances en materia de referéndum y proceso constituyente".
Preguntado por los detalles de estos avances, ha dicho que la CUP quiere comunicarlos a sus bases antes de hacerlos públicos "porque son fruto de una negociación directa con el Govern", por lo que descarta dar datos más allá de que suponen un incremento de la concreción en la hoja de ruta independentista.
"Ahora la militancia valorará si estos avances están a la altura del momento político y del compromiso que debe tener el Govern", y ha instado a respetar las decisiones de las bases de la CUP.
PROCESO PARALELO
Al margen de lo que se decida este sábado, Botran ha dicho que hay "un proceso paralelo en el que se tiene la intención de mantener vivas algunas enmiendas" a la ley de medidas fiscales que acompaña los Presupuestos; principalmente, la de exigir la subida del IRPF.
Si las bases dicen 'sí' a las cuentas el sábado, Botran admite que el Govern no tendrá demasiados incentivos para modificarlos porque ya tendrá asegurada la aprobación, pero ha defendido que esta estrategia permitirá marcar perfil propio en temas cruciales: "La aritmética parlamentaria puede hacer que se aprueben algunas enmiendas sin necesidad de que tengamos que ponernos de acuerdo con JxSí".
Las enmiendas vivas podrían permitir a la CUP distanciarse de JxSí con el IRPF, provocando que el grupo parlamentario del Govern tenga que buscar el apoyo de PP y C's para rechazar un aumento a las rentas altas --algo que ya ha ocurrido varias veces en esta legislatura--.