Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El concejal de la CUP detenido será trasladado mañana a la Audiencia Nacional para que declare

Los Mossos le han detenido en el Ayuntamiento de Vic por su negativa a comparecer ante el juez
El concejal de la CUP en Vic (Barcelona) Joan Coma será trasladado mañana a la Audiencia Nacional para que preste declaración por un delito de incitación a la sedición, han informado a Europa Press fuentes fiscales que han precisado que el arresto de este martes se ha producido por la desobediencia manifestada tras negarse a comparecer ante el juez después de ser citado el pasado 24 de octubre por el titular del Juzgado Central de Instrucción 2, Ismael Moreno.
En un apunte en Twitter recogido por Europa Press, el propio concejal ha explicado su detención: "El Estado español me detiene. Aprovechemos todo lo que nos une para plantarle cara colectivamente. Un abrazo a todos, de todo corazón". Fuentes de la CUP han concretado que la detención se ha producido en el Ayuntamiento de Vic y que se ha trasladado a una comisaría.
La detención se ha producido una vez que el magistrado ha recibido nuevos informes solicitados a la Guardia Civil, la Policía y los Mossos d'Esquadra sobre las llamadas a la desobediencia colectiva efectuadas por Coma, después de que no atendiera la citación para declarar como imputado.
El juez reclamó esos datos antes de decidir qué medidas adoptaba contra el concejal. Solicitaba que se le comunicaran, en concreto, detalles sobre la "voluntad de incumplimiento" manifestada por él mismo en las redes sociales y distintos medios de comunicación.
Coma señaló en una rueda de prensa, el mismo día que estaba citado a declarar, que no reconoce "la autoridad de ningún tribunal" contra al derecho de defender las ideas de forma democrática. Debía comparecer en la Audiencia Nacional por haber apelado a la desobediencia de los tribunales españoles en un pleno municipal del 9 de diciembre en el que se votaba una moción de apoyo a la proclamación del Parlament de inicio de la 'desconexión' de Cataluña con el resto de España.
Secundado por representantes de los partidos y asociaciones independentistas, Coma defendió su decisión de desoír el llamamiento del juez y destacó que tenía la conciencia tranquila. "Si nos persiguen por nuestras ideas políticas, no debemos ir", destacó.
NO ACATEN SU DETENCIÓN
El concejal llegó a pedir a los Mossos d'Esquadra que, si recibían la orden de la Audiencia Nacional de detenerlo, no la acataran. También reclamó que si es detenido, no haya violencia ni de insultos hacia los policías. "Nos defenderemos siempre con la palabra y por medios pacíficos", aseguró.
La citación que Coma no atendió se produjo a instancias de la Fiscalía que, en un escrito presentado al juez Moreno señalaba que de la documentación remitida por los Mossos sobre lo sucedido en el Pleno municipal investigado se deducen "indicios de criminalidad" en la conducta del concejal, por lo que procede recibirle declaración en concepto de investigado.
Además de llamar a la desobediencia a las resoluciones del Tribunal Constitucional, el edil realizó unos pronunciamientos a favor de la independencia que, para el fiscal, "en modo alguno pueden calificarse como espontáneos o individuales" y que cumplen los requisitos del delito de sedición.
El concejal pronunció su soflama en tono muy exaltado, según la información policial: llamaba a desobedecer sentencia del tribunal de garantías que, días antes, había declarado la inconstitucionalidad y nulidad de la resolución del Parlament sobre el inicio del proceso de ruptura con España.