Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cúpula de la CAM pide al tribunal excluir del juicio a los afectados por la compra de cuotas participativas

Una veintena de personas ha proferido gritos de 'chorizos' a los acusados y ha increpado al expresidente de la caja Modesto Crespo
Los exdirectivos que formaban parte de la cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) han solicitado este lunes en la primera vista oral del juicio que acoge la Audiencia Nacional por las presuntas irregularidades cometidas entre 2010 y 2011, que se excluya a las acusaciones particulares afectadas por la compra de cuotas participativas emitidas en los años previos a estas fechas.
En esta primera sesión dedicada a las cuestiones previas, los letrados de los acusados han argumentado que se creó una pieza separada sobre la venta de participativas en 2007 quedando archivada provisionalmente el año pasado, por lo que no ven cabida su inclusión en este proceso que sienta en el banquillo de los acusados a ocho altos cargos de la excúpula de la caja quebrada por falsificar presuntamente las cuentas anuales de los ejercicios 2010 y 2011.
La solicitud de excluir del proceso a las acusaciones ejercidas por el abogado Diego de Ramón y por el particular Cristóbal Pons, ha sido formulada por el letrado del exdirector general Roberto López Abad, y se han adherido las defensas de los acusados Francisco José Martínez García (Inversiones y Riesgos), Juan Luis Sabater (Financiación y Gestión de Liquidez) y Salvador Ochoa (Información Financiera) además del Banco Sabadell, en calidad de responsable civil subsidiario.
La Fiscalía, que concluye que la CAM desembolsó indebidamente algo más de 20 millones de euros, pide para siete de los ocho acusados penas que van desde los diez meses de prisión hasta los siete años y medio si bien la acusación popular eleva la petición a 16 años de cárcel por los delitos de falsedad en las cuentas, estafa y apropiación indebida.
"TEMA ZANJADO"
De Ramón ha justificado su personación en el proceso en el perjuicio causado a los afectados por la compra de las cuotas y se ha referido al expediente disciplinario que abrió en 2012 el Banco de España contra la cúpula de la caja a la que acusa de ser "consciente de una forma muy fría de lo que estaban haciendo". Por su parte, el fiscal del caso Luis Rodríguez Sol ha expuesto en su turno de palabra que la comercialización de participativas se estudió en una pieza separada y por tanto es un tema "zanjado".
La Fiscalía acusa a la excúpula de impulsar un mecanismo para incrementar de forma ficticia los beneficios de la entidad en 2010 y también de asegurarse el pago de una serie de complementos retributivos a los que no tenían derecho debido al estado real de las cuentas de la caja que finalmente fue adjudicada al Banco Sabadell por un euro tras recibir una inyección de más de 5.200 millones de euros por el Fondo de Garantías de Depósitos, personada como acusación particular.
EL EXPRESIDENTE DE LA CAM, ENFERMO
La letrada del que fuera presidente de la CAM Modesto Crespo ha solicitado al tribunal que su cliente - para el que el FGE pide nueve años de prisión pese a que el Ministerio Fiscal le excluye de responsabilidad-- que se pueda ausentar de las vistas señaladas hasta el próximo mes de julio debido a que padece una cardiopatía "que le incapacita especialmente en situaciones de tensión".
La defensa de la exdirectora general adjunta del banco Dolores Amorós ha pedido que se incorpore a la causa casi un centenar de documentos y correos electrónicos relacionados con comunicaciones internas sobre recapitulación de la CAM y necesidades de capital así como los mantenidos entre altos cargos del Banco de España y la caja extinta sobre clasificaciones, redotaciones y titulaciones además del acta de reunión de fecha de febrero de 2011 entre las cuatro cajas que formaron el SIP (Sistema Institucional de Protección).
Mientras que la representación procesal de Teófilo Segorb, exdirector general de Planificación y Control, ha informado al tribunal que renuncian a 19 testigos propuestos, entre los que se encuentra el exdirectivo de la CAM Bernardo Chulià Martí y el exdirector de cumplimiento normativo Manuel Pomares Hurtado, testifical que se mantendrá al ser solicitada por otras defensas.
A la salida del juicio una veintena de perjudicados por la compra de participativas ha abucheado a los ocho acusados al grito de 'ladrones' y 'chorizos' y ha increpado al expresidente de la caja Modesto Crespo mientras intentaba subir a un taxi. La vista se reanuda mañana con el inicio del interrogatorio a los encausados.