Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C-LM valora los avances sobre financiación pero señala a Madrid: "Hay CCAA que piden más y recaudan menos"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado que durante la Conferencia de Presidentes celebrada este martes en Madrid ha habido "logros importantes" en cuanto a acercamientos entre las comunidades autónomas para definir un nuevo modelo de financiación, si bien ha criticado en referencia a la Comunidad de Madrid --aunque sin citarla-- que "hay comunidades autónomas que reclaman cada vez más y están recaudando menos". "No vale chocotajá", ha dicho con una expresión manchega que se refiere a que no se puede tener todo.
En la rueda de prensa ofrecida al término de la Conferencia, Emiliano García-Page ha destacado que en todo caso se ha conseguido que todas las regiones asuman que la financiación autonómica "no es un fondo de saco", al tiempo que ha pedido "corresponsabilidad" de todos.
Tras poner el acento en que si no hay un amplio consenso entre todos los interesados será difícil conseguir un acuerdo, se ha mostrado confiado en que se ha llegado a "un punto de encuentro razonable" para que a lo largo de 2017 se llegue a ese entendimiento.
"Parece bastante evidente que ya se asume que los servicios públicos que se prestan se tienen que valorar desde su coste efectivo, pero también se tiene que computar qué impuestos se cobran y cómo se pueden cobrar y que no se establezca en España el 'dumping' fiscal entre autonomías", ha reclamado.
Para García-Page, esta "competencia" resulta un problema para su región, ya que al ser limítrofe hay gente que se puede empadronar en Castilla-La Mancha y reclamar allí la prestación de servicios públicos, pero a la hora de pagar impuestos "puede ponerse el domicilio fiscal donde más barato le resulte".
Otra de las conclusiones celebradas por García-Page de la reunión con sus homólogos es que ha habido una "asunción" por parte del Gobierno de la nación de que para abordar la financiación autonómica se tendrá en cuenta las condiciones demográficas de cada región. "Hay que medir bien lo que cuesta y cuánto cuesta aplicar los servicios a cada ciudadano".
En la reunión se ha concluido que lo que aborden las ocho comunidades autónomas con más problema de despoblamiento y lo que se aborde en el Comité de las Regiones de Europa será "el punto de partida de la negociación" por la financiación autonómica, algo que García-Page ha valorado como "logro importante".
MODELO DE SUBASTA FARMACÉUTICA
A preguntas de los medios, García-Page ha avanzado que su Ejecutivo sigue estudiando un nuevo modelo de subasta de medicamentos, aunque en esta ocasión lo ha desligado del modelo andaluz, pero insistiendo en que el objetivo es ahorrar "todo lo que se pueda" pero "nunca en salud, sino en los costes".
"Se ha planteado que dentro del sistema de financiación hay que apartar la cuenta de la sanidad y dentro de ella el gasto farmacéutico, que es imprevisible y puede suponer hasta el 15% del gasto total", ha apuntado.
En este punto, García-Page ha apuntado que se ha establecido que el grupo de expertos que estudie todo el marco de financiación, hará bloques específicos con gastos como el farmacéutico.
TASAS DE REPOSICIÓN Y DEPENDENCIA
Una de las propuestas que llegaban a la Conferencia de Presidentes impulsadas por Castilla-La Mancha, como es la eliminación de las tasas de resposición a la hora de convocar plazas de empleo públicas en sanidad, educación y servicios sociales, ha sido otro de los puntos que el presidente regional considera que han salido reforzados en la cita.
Así, ha asegurado que "hoy se han entendido mejor los motivos planteados en las comisiones previas", al tiempo que ha añadido que ha habido "incoherencias" del Gobierno nacional que han pasado por "bajar las ratios de alumnos y sin embargo no permitir contratar a más profesores".
"Queremos que se incremente la masa y el número de trabajadores públicos y esto es un debate ideológico importante, pero antes de ese debate conviene corregir esta irregularidad elemental, porque se ha hecho un tapón en los concursos públicos que además no han supuesto un ahorro", ha manifestado.
Por último García-Page ha hecho un análisis de lo tratado en materia de Dependencia, otras de las reivindicaciones compartidas por Castilla-la Mancha. En su opinión, "ha quedado muy claro que la demanda no es falsa ni es nueva". "Estamos pidiendo al Estado el dinero que compromete la ley".