Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borrell explica que el encaje de Cataluña ha influido "claramente" en la crisis del PSOE

Defiende reconocer el carácter plurinacional de España y dialogar con los independentistas
El exministro socialista Josep Borrell, avalista de la candidatura de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE, ha asegurado este viernes que "el tema de Cataluña ha estado subyacente en todo lo que ha pasado" en el partido en los últimos meses.
"Ha estado en el fondo de la discusión", ha destacado durante la presentación en Barcelona de su libro 'Los idus de octubre' (Catarata), en la que también ha participado la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, y a la que ha asistido el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el exprimer secretario Pere Navarro, entre otros.
Borrell ha defendido reconocer el carácter plurinacional de España, tal y como recoge el programa con el que Pedro Sánchez concurre a las primarias, pero ha admitido que en el socialismo no hay unanimidad en este punto: "En el PSOE hay muchos nacionalistas españoles".
Ha explicado que el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol le dijo hace años que Cataluña era una nación y que España no lo era, y él le respondió que "eso era muy subjetivo y no hay que ofender a nadie: ¿qué pasaría si lo dijeran a revés, si alguien dice que España es una nación y Cataluña, no? Ofendería".
"La mayoría de españoles piensa que España es una nación y que Cataluña forma parte de esa nación y su subjetividad es tan respetable como la suya", añadió Borrell en su argumentación a Pujol.
Defiende que "no debe ser ofensivo para nadie reconocer que Catalunya es una nación" porque así es como se sienten la mayoría de catalanes, pero en cambio los afines a Susana Díaz han optado por utilizar el tema catalán para atacar a Pedro Sánchez y acusarlo de querer romper España, ha criticado.
Ha recordado que el reconocimiento de la plurinacionalidad quedó recogido en la Declaración de Granada en la que los socialistas sentaron las bases de su reforma federal de la Constitución "y Felipe González también lo defendió, pero resulta que es a Sánchez al que acusan de traición".
CRÍTICAS POR SER CATALÁN
Borrell no comparte la tesis de que un catalán nunca puede llegar a ser presidente del Gobierno de España porque cree que este tipo de prejuicios son pasados, aunque admite que "muchos compañeros de Andalucía usaron como argumento en contra" de su candidatura para liderar el PSOE el hecho de ser catalán.
Precisamente hace unas semanas, el expresidente del Gobierno y exlíder del PSOE José Luis Rodríguez Zapatero aseguró que en Catalunya hay prejuicios hacia la candidata a liderar el partido Susana Díaz por ser mujer y andaluza, algo que nunca vio "ni con Felipe González ni con Alfredo Pérez Rubalcaba".
Borrell ha detallado que él sí se encontró con algunos prejuicios por ser catalán siendo hombre cuando aspiró a liderar el PSOE, pero insiste en que "en aquellas épocas había muchos líos y todo ha cambiado mucho, todo eso ha pasado".
El exministro socialista también ha defendido que se debe dialogar con los independentistas y que el partido fue muy injusto cuando le pidió a Pedro Sánchez que intentara formar Gobierno sin negociar con ellos: "Era una misión imposible y no debería haber aceptado aquellas condiciones. Tendremos que hablar mucho con los nacionalistas y con Podemos".
De hecho, ha recordado que el Gobierno central prevé aprobar los Presupuestos Generales del Estado con el PNV, "lo que demuestra que no se pacta con los enemigos de la unidad de España sólo cuando conviene".
Borrell analiza en su libro la crisis de la socialdemocracia europea con mención especial al caso del PSOE y al proceso que llevó a la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE en octubre, y ha ironizado con que se planteó llamarlo 'El velo de Verónica', en alusión a la líder del PSOE en Sevilla, Verónica Pérez, y su famosa aseveración 'En este momento, yo soy la única autoridad en el PSOE'.
"¿Alguien piensa que se le ocurrió venir sola y se presentó en Ferraz sin tener el vistobueno de la líder del partido en Andalucía?", se ha preguntado en alusión a Susana Díaz, y ha defendido la candidatura de Pedro Sánchez para superar toda esta etapa y cambiar de rumbo.