Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bonig dice que "si el PP llega dopado o no a las elecciones lo tendrá que decir un juez" y pide "prudencia"

La portavoz en las Corts Valencianes y presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha afirmado que si el PP "llega dopado o no a las elecciones lo tendrá que decir un juez" y ha pedido "prudencia" en relación a las acusaciones formuladas por PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos por las últimas investigaciones judiciales de una pieza de Taula, dentro del caso Imelsa, que apuntan a presuntas irregularidades en la campaña electoral de los 'populares' de Valencia del año 2007.
Bonig, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del parlamento autonómico, ha pedido en este asunto, el de Taula, "respeto total y absoluto": "Creo que es prudente, sin perjuicio del derecho a la información, que se investigue absolutamente todo, que se llegue hasta el final y se depuren responsabilidades, si es que las hubiese", ha reclamado.
La 'popular' ha aprovechado este tema para recordarle a Compromís que "también tiene abierta una investigación" porque su partido llevó a la Fiscalía un asunto "en materia de financiación". "A ver si la misma contundencia que piden al resto, si se les investigase formalmente, se lo aplican ellos también", ha dicho.
Bonig ha lamentado que "cuando es el caso del PP, hay que dimitir aunque sean investigaciones por temas administrativos", por lo que ha reclamado "prudencia".