Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ultra del Betis que agredió a un hombre en Bilbao debe comparecer cada 15 días en un Juzgado de la capital vizcaína

Una juez le obliga a abandonar Sevilla y le prohíbe participar en redes sociales
La juez de Instrucción número 3 de Sevilla ha dejado este miércoles en libertad provisional a Manuel H.P., el ultra del Betis detenido en Benacazón por agredir a un hombre en Bilbao antes del partido de fútbol entre el Athletic y el Betis, aunque deberá comparecer ante un juzgado de la capital vizcaína los días 1 y 15 de cada mes. Asimismo, le ha ordenado que abandone Sevilla y le ha prohibido participar en redes sociales y fuentes abiertas.
Según ha informado el TSJA en un comunicado, la magistrada ha dejado al detenido en libertad provisional con medidas cautelares tras declarar como presunto autor de la agresión en la Plaza Nueva de Bilbao en el contexto del partido de liga de fútbol y al contar ya con la medida cautelar de no acercarse a Sevilla --medida acordada por el Juzgado de Instrucción número 2 tras una agresión homófoba--, le ha ordenado abandonar ya Sevilla.
Además, obliga al acusado, que cuenta con dos antecedentes penales --delitos contra la seguridad vial y de lesiones-- con condena firme, a comparecer los días 1 y 15 de cada mes ante el Juzgado que investigará los hechos, como es el Juzgado de Instrucción número 9 de Bilbao, al ser allí donde sucedió la agresión.
Tras escuchar su declaración, la juez ha resuelto que se investiguen los indicios de un delito de incitación al odio, agravado por su difusión en redes sociales.
Durante su comparecencia, el detenido ha dicho que, de manera previa, fue agredido por la supuesta víctima, quien le dijo 'yo soy Gabilondo, españolito de mierda, vete de aquí', aunque, no obstante, ha reconocido que lo que hizo "está mal".
Tras concluir su declaración, y una vez ha sido puesto en libertad, el detenido se ha dirigido a los numerosos cámaras de televisión que trataban de captar su imagen con frases como: 'No me grabes que te voy a meter' o 'difamar es un delito y os puedo denunciar a todos'.
De su lado, la madre del ultra del Betis ha señalado, en declaraciones a los periodistas, que su hijo "no es violento y es un niño muy bueno". Asimismo, ha señalado que, tres horas antes de los hechos, la supuesta víctima y otras 14 personas fueron a buscarle "con cadenas y perros", y le dijeron frases como 'españolito de mierda, vete de aquí'.
AGRESIÓN PREVIA
Tras señalar que "no hay vídeo" de esta supuesta agresión previa, la madre del ultra del Betis, que es monitora de gimnasio y culturista, ha manifestado que no entiende el "ensañamiento" al que está siendo sometido su hijo, y ha añadido que grabaron el vídeo "por seguridad para que se viera que lo único que ha hecho es darle una palmetada".
Asimismo, ha negado que grabaran el vídeo para difundirlo y no ha condenado la agresión "porque tres horas antes le estaban buscando a él". También ha apuntado que desconoce los antecedentes de su hijo, que "es muy bueno y no ha tenido ni una contestación mala a su padre".
La Policía Nacional, en la jornada de este martes, detuvo por un presunto delito de odio tanto a Manuel H.P. como a otros dos jóvenes, J.M.O., vecino de Benecazón de 28 años y que carece de antecedentes, y el presunto autor de la grabación de los hechos que acabó en las redes sociales, S.J.L.M., de 29 años y natural de Sevilla, aunque vecino de Alcalá de Guadaíra. Estos dos últimos fueron puestos en libertad con cargos por la Policía y, por ello, no han pasado a disposición judicial.