Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bescansa crea un espacio para debatir con "cordura" en Podemos y llama a Iglesias y Errejón a negociar

La secretaria de Análisis Político y Social de Podemos, Carolina Bescansa, y el secretario de Economía, Nacho Álvarez, han lanzado este martes un espacio con el que pretenden promover el "debate democrático de ideas" para la II Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre, salir de la discusión sobre caras y familias que ha monopolizado la discusión interna en la formación morada las últimas semanas, y hacer un llamamiento a la "cordura colectiva".
"Queremos oxigenar el debate y colaborar en que la próxima Asamblea no nos aboque a un choque de trenes, innecesariamente desgarrador, sin que eso signifique fundar una nueva familia", explican en el texto que han publicado en el diario Infolibre, recogido por Europa Press, y en el que también piden a los "distintos proyectos en disputa" que negocien.
"Resulta imprescindible", demandan en un claro llamamiento al secretario general, Pablo Iglesias, y al secretario Político, Íñigo Errejón, a acercar posturas y buscar "acuerdos útiles para el país y duraderos en la organización".
Eso sí, avisan de que "la unidad no debe entenderse como una demanda hueca, sino que debe construirse a partir de la pluralidad, la voluntad de generar espacios compartidos y, muy importante --señalan--, a partir del respeto a los acuerdos alcanzados". "La diversidad debe entenderse como un valor propio de una organización plural como es Podemos", defienden.
"No debatir ahora sería incumplir el mandato democrático de aportar lo mejor de nosotras y nosotros mismos", afirman, al mismo tiempo que avisan de que "poner palos en las ruedas a lo que finalmente se decida sería incumplir el mandato democrático de respetar los acuerdos de la mayoría".
NO SON UNA NUEVA FAMILIA Y SE DISOLVERÁN TRAS VISTALEGRE
En este sentido, aseguran que este nuevo espacio, que han bautizado 'Colectivo Mayo-2011' en honor al movimiento 15-M y que no supone "una nueva familia", se disolverá tras Vistalegre cuando se haya elegido la nueva hoja de ruta. "La tarea de todas y todos será remar al unísono en esa misma dirección", apostillan.
Bescansa y Álvarez, dos de los dirigentes que en los tres años de historia de Podemos más han evitado significarse con sensibilidades internas concretas --aunque Bescansa finalmente se ha alineado claramente con Iglesias--, explican que "la transición que atraviesa nuestro país no la resolverá Podemos ni ninguno de sus líderes" sino "la gente" porque fue la que la "desató" cuando el 15 de mayo de 2011 "se sentó en las plazas y decidió no irse".
"Podemos nació para ser herramienta de la gente, herramienta de las mayorías al servicio del cambio. Sería por ello una profunda irresponsabilidad, en un momento como este, no estar a la altura de sus expectativas", avisan.
Por ello, sostienen que los dirigentes y militantes de Podemos están obligados a hacer "un ejercicio de cordura colectiva", que garantice a la gente que la formación morada será, después de Vistalegre II, "una herramienta aún más útil para el cambio económico, político, social y cultural de lo que ya fue el Podemos nacido del primer Vistalegre".
"PENSAR EN ABIERTO, PENSAR MEJOR"
"En estas semanas nuestra obligación es trabajar colectiva e intensamente para formular propuestas. Por eso, algunas personas hemos decidido constituir el Colectivo Mayo-2011 y pensar en abierto para así pensar con más gente y, por consiguiente, pensar mejor. Queremos aportar nuestras propuestas, alimentar el debate y animar a todas las personas que forman Podemos a que se sumen a la discusión", explican.
Bescansa y Álvarez aprovechan este texto para poner sobre la mesa los temas que, a su juicio, no deben faltar en el debate de Vistalegre II, y algunas de sus propuestas al respecto. "En tanto que miembros de Podemos nuestra principal tarea en este momento es aportar nuestra capacidad y nuestro trabajo para diseñar la ruta hacia la profundización democrática que nuestro pueblo está exigiendo", argumentan.
"Debemos trabajar para garantizar que la nueva sociedad que está naciendo en España tendrá un mercado laboral más justo, un tejido productivo más moderno y de mayor valor añadido, un modelo energético más sostenible, menos machismo, menos corrupción, más participación ciudadana, más derechos y más soberanía. Debemos trabajar, además, para que dichas conquistas perduren, permeen las instituciones y no sean pasajeras", resumen.
TRANSFORMAR INDIGNACIÓN EN REFORMAS CONCRETAS
A este respecto, abogan por convertir Podemos en "una herramienta política útil", que sirva "no sólo para acompañar las demandas y luchas de la sociedad" sino también "para disputar el futuro". "Debe ayudar a dibujar un horizonte de ilusión y cambio para la mayoría social", afirman.
"Dibujar este horizonte de ilusión y cambio exige -como bien nos enseñó el movimiento 15M- transformar la indignación popular en una estrategia concreta de reformas, de proyectos a impulsar tanto en las instituciones como en alianza con los colectivos de la sociedad civil", añaden.
Por ejemplo, proponen diseñar "un nuevo modelo de distribución de la renta, a través de un verdadero salario mínimo, un Plan de Renta Garantizada para todos los hogares de bajos ingresos y una recuperación de la hoy erosionada negociación colectiva".