Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos enfermeras chinas dan por muerto a un bebé que estaba vivo

Doble error: No era niña sino niño y estaba vivo

Dos enfermeras de la ciudad china de Foshan informaron a una mujer de que su hija prematura era una niña que había nacido muerta. Lo  habían metido en una bolsa y arrojado como deshecho. Pero la niña estaba viva.
El 26 de octubre por la mañana, en la ciudad de Foshan Nanhai en el hospital de la Cruz Roja, Liu Dongmei dio a luz a un bebé con la ayuda de dos enfermeras.
Las enfermeras informaron a la familia de que el bebé era una niña, pero que había nacido muerta.  Acto seguido colocaron a la criatura en el cuarto de baño envuelto en  una bolsa de plástico de basura. 
Los familiares que llegaron después de la noticia vieron el supuesto cadáver y descubrieron que el "bebé muerto" era un niño y, además,  percibieron un movimiento. 
Tras descubrir que el niño estaba vivo, filmaron un vídeo en el que aparece una enfermera corriendo hacia el baño para limpiar la frente del bebé, que tenía una herida. En las imágenes se pueden oír los reproches de la familia del niño, así como amenazas de denuncia mezcladas de indignación y enfado.
El bebé se encuentra estable aunque en cuidados intensivos.