Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batet dice que los diputados del PSC no recurrirán la multa: "Asumimos las consecuencias"

La líder del PSC en el Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha explicado que los socialistas catalanes no recurrirán la multa de 600 euros impuesta por el PSOE tras haber roto la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy: "Asumimos las consecuencias".
En una entrevista de Europa Press, ha defendido que los siete diputados del PSC en el Congreso eran plenamente conscientes de que el reglamento del grupo parlamentario establece multas de hasta 600 euros para los diputados díscolos y que, por ello, sabían "lo que se iba a producir".
"Y lo aceptamos. Tomamos una decisión política que entonces pensábamos que era lo que había que hacer, que era votar 'no' a una investidura, y asumimos las consecuencias", ha detallado Batet, pese a que la multa puede recurrirse.
De hecho, algunos de los otros ocho diputados socialistas que también rompieron la disciplina de voto --seis del PSOE y dos independientes-- han anunciado que recurrirán la multa, algo que Batet respeta si consideran que no es una medida adecuada.
Aunque añade: "Hacer lo que crees que debes hacer está bien, pero después debes asumir las consecuencias de tus actos, es la responsabilidad mínima que se nos puede exigir".
Los 600 euros que deberán pagar cada uno de los diputados del PSC suponen la penalización máxima prevista en el reglamento socialista y se les notificó el pasado miércoles mediante carta.
En la misiva, firmada por el secretario general del Grupo, Miguel Ángel Heredia, la dirección explica que ha tomado esta decisión después de recibir el informe elaborado por el presidente del Comité de Disciplina, el conquense Carlos Sahuquillo, después de que los afectados presentaran sus alegaciones.
El informe se basa en los registros de votación de la sesión de investidura, en los que "se ha podido comprobar" que votaron en sentido distinto al fijado por la resolución del Comité Federal del 23 de octubre, sobre la posición política del grupo parlamentario socialista.
"Ante estos hechos, y teniendo en cuenta tus alegaciones, el Comité Director ha considerado procedente la aplicación del artículo 33, en el apartado D de nuestro reglamento interno, con una sanción de 600 euros", informa.
Los sancionados podrán presentar un recurso en el plazo de siete días ante el Comité Permanente, tal y como recoge el reglamento interno: una vez finalice ese plazo, si no hubiera alegaciones, la sanción será firme.
Además de Batet, los diputados del PSC que deberán pagar la multa son José Zaragoza, Mercè Perea, Lidia Guinart, Manuel Cruz, Joan Ruiz y Marc Lamuà.