Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barkos ve "innecesaria la situación" que se produjo con los arrestos de Alsasua, igual que condenó sin dudar la agresión

Afirma que "nadie en el Gobierno ha cuestionado" que se tuvieran que realizar las declaraciones ante la juez y avala a Beaumont
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha considerado que fue "innecesaria la situación que se produjo este lunes" con la detención de ocho personas en Alsasua en relación con la agresión sufrida por dos guardias civiles, una posición que adopta "con la misma convicción y contundencia" con la que el pasado 15 de octubre visitó en el hospital a uno de los agentes heridos.
"Cuando un hecho es innecesario, el subrayarlo supone algo que no debe dejar de hacerse", ha explicado Uxue Barkos en una comisión en el Parlamento de Navarra, en la que ha señalado que su "responsabilidad está primero en velar por el interés general de la ciudadanía, segundo por la seguridad física, y tercero por la seguridad jurídica de la ciudadanía".
"Lo que me interesa, me preocupa y me ocupa es la ciudadanía de Alsasua y por extensión el conjunto de la ciudadanía navarra, y no voy a cejar en la defensa de los derechos más básicos de la ciudadanía navarra", ha afirmado.
Además, Uxue Barkos ha subrayado que "en el mismo momento de los hechos" el Gobierno hizo pública una declaración que "no deja lugar a dudas" sobre la condena del Ejecutivo por la agresión. "El Gobierno de Navarra ya había hablado de manera expresa, clara y contundente, sin el menor resquicio de cuál es su posición. Ya habíamos hecho una valoración en tiempo y forma, por el respeto a la mayoría de la ciudadanía navarra", ha afirmado.
Así, ha criticado que primero UPN y luego el PPN pidieran la comparecencia del Gobierno en el Parlamento para pedirle una valoración sobre la agresión, poniendo "en duda" que el Ejecutivo se hubiera posicionado ya contra la agresión.
Ha aprovechado para acusar al PPN de "filibusterismo parlamentario" por haber introducido su solicitud de comparecencia al Gobierno con el mismo texto que UPN, pero horas después. "Parece que hay que jugar a la rivalidad por una suerte de búsqueda de protagonismo político. Me parece inaceptable. En democracias maduras a esto se le llama filibusterismo parlamentario, y más con un tema de tan enorme sensibilidad", ha lamentado.
"El Gobierno ha estado donde debía estar, con la mayoría de la sociedad navarra, y con la sociedad alsasuarra. Y este Gobierno no va a cejar en su trabajo para la promoción de valores de respeto y de una cultura de paz de modo que entre todos podamos avanzar hacia una convivencia real, justa y verdadera", ha afirmado.
AVALA A BEAUMONT
Además, Uxue Barkos ha avalado a la consejera María José Beaumont afirmando que "ni Beaumont ni nadie en este Gobierno ha cuestionado que se tuvieran que realizar las declaraciones -de las personas ayer detenidas- en la Audiencia Nacional, sino el modo en que se produce esa situación, en este caso en forma de detención". "Podía llamarse a declarar a esas personas sin necesidad de las detenciones, absolutamente. Además hemos asistido a la declaración voluntaria de dos personas más ante la Audiencia Nacional", ha apuntado.
Por otro lado, ha negado que el acuerdo programático, suscrito entre Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, se haya roto y ha remarcado que el Gobierno "no ha estado maniatado" para condenar la agresión. "El acuerdo programático no está roto, de ninguna manera", ha expuesto Barkos.
Por su parte, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno foral, Ana Ollo, ha defendido la "respuesta firme y contundente" del Ejecutivo ante la violencia y ha expresado su compromiso por avanzar "hacia una cultura de paz y no violencia, pese al intento de algunos grupos de sembrar dudas sobre la postura del Gobierno ante la violencia".
RECHAZO DE UPN Y PPN
La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha considerado "muy graves" las afirmaciones de Barkos y ha recordado que los detenidos van a ser juzgados por terrorismo. A continuación, ha acusado a la presidenta de mantener una "actitud cobarde" y de "doblegarse a Bildu por no exigirle la condena de la agresión". "No entiendo que gobierne con quienes no condenan el terrorismo, no debe gobernar con un partido así, Navarra no se lo merece", ha planteado. Finalmente, ha afirmado que la consejera de Justicia e Interior "no debería estar ni un minuto más" en el cargo.
El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que ha sentido "vergüenza, pena e indignación" tras escuchar las explicaciones del Gobierno foral y ha querido dejar claro su "apoyo al trabajo de la Guardia Civil en Navarra en defensa de la democracia y la libertad". "Barkos tiene un problema y es que gobierna con el apoyo de EH Bildu, y a la señora Beaumont usted la nombra al dictado de EH Bildu, y ahora la consejera defiende a los que han agredido en lugar de a los agresores", ha dicho a la presidenta, para afirmar que es "inmoral" gobernar con el apoyo de EH Bildu.
El parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde ha mostrado su apoyo a la labor del Gobierno de Navarra "en materia de víctimas, paz y convivencia, algo que se está haciendo por primera vez en 40 años", y ha advertido de que le "preocupa cómo están afectando las sobreactuaciones al nombre de Alsasua, a la convivencia del pueblo, y a personas concretas de Alsasua". "Desde el principio ha imperado un interés de Estado para sobredimensionar el episodio hasta el punto de que llegamos a donde estamos, con la reciente operación de la Guardia Civil, perturbando la normalidad", ha apuntado.
El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha felicitado "al pueblo de Alsasua, el gran olvidado, que durante muchos años ha tenido una convivencia muy difícil con la Guardia Civil, y en este momento se está pasando una situación que no se la desearíamos a ningún pueblo del Estado español". "Esto fue una trifulca a las cinco de la mañana y el sobredimensionamiento de los hechos ha servido para alimentar a UPN y PPN. Han hablado para los focos de Madrid", ha lamentado, para afirmar que EH Bildu apuesta por "actuar entendiendo que la violencia no es instrumento para alcanzar objetivos políticos".
Por parte de Podemos, Laura Pérez ha expresado su "profunda tristeza por el tratamiento político y mediático que se está llevando a cabo de los sucesos de Alsasua", tras lo que ha mostrado su "solidaridad" con la localidad. Laura Pérez ha abogado por la "radical deslegitimación de la violencia como vía para la resolución de los conflictos" y ha mostrado su "rechazo absoluto" a la agresión contra los guardias civiles, así como las amenazas de muerte al alcalde de Alsasua y las "graves detenciones de ayer y su calificación como terrorismo". "Es de una arbitrariedad jurídica desproporcionada", ha indicado.
La portavoz del PSN, María Chivite, se ha declarado "defraudada" por la comparecencia de la presidenta, "por el tono soberbio, por los argumentos de externalización de la culpa y por el cuestionamiento de la decisión del juez". "Los hechos fueron graves, esto no fue una trifulca en un bar, fueron unas personas muy concretas que atacaron a unas personas por ser guardias civiles. Un Gobierno sustentado por una formación como Bildu, que no condena la agresión de Alsasua y no condena a ETA, creo que tiene una gran tara ética. Esto es un problema anterior a la política, es un problema de ética", ha dicho.
Finalmente, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha afirmado que el interés de UPN y PPN no era hablar de lo ocurrido en Alsasua, "sino que querían hablar de EH Bildu, de que no les gusta este Gobierno ni el pacto político que lo sustenta". "El Gobierno esta sostenido por un acuerdo que es legítimo, es democrático y no tiene ninguna mancha ética. El acuerdo se sustenta en un compromiso claro de rechazo a la violencia. El Gobierno condenó desde el primer minuto la agresión. ¿Dónde está la mancha ética?", ha indicado, para compartir las declaraciones de Beaumont.