Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas exculpa a su mujer, Rosalía Iglesias, de haber realizado negocios con la trama

Subraya que sólo ha tenido una "relación profesional" como proveedor de servicios con el cabecilla de la trama
El extesorero del PP Luis Bárcenas ha exculpado este lunes ante el tribunal que le juzga por su implicación en la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005) a su mujer, Rosalía Iglesias, de haber realizado algún negocio vinculado con las operaciones del empresario y considerado 'cabecilla' de la red, Francisco Correa.
Así lo ha dicho el extesorero 'popular' ante las preguntas de la fiscal Concepción Sabadell que le ha inquirido sobre un documento relacionado con un préstamo participativo entre el presunto 'cerebro' financiero de la Gürtel, Luis de Miguel, y supuestamente con la esposa de Bárcenas --también acusada en esta pieza-- en relación con el proyecto Twain Jones que promocionó la construcción de 16 viviendas de lujo en Majadahonda (Madrid).
Además de asegurar que conoce este documento por su introducción en la causa, Bárcenas ha subrayado que "es un documento que está firmado por nadie, habla de Rosa Iglesias, mi mujer se llama Rosalía Iglesias Villar". "Ese documento no se corresponde con nada real, no tengo ni idea de por qué está en la causa", ha agregado.
Al inicio de la sesión, Bárcenas ha resaltado que se dedicaba de forma "menor" a la restauración de muebles antiguos y al arte y no generaba por estas funciones grandes beneficios. "Los ingresos los gestionaba yo", ha destacado.
En relación a la operación inmobiliaria, la fiscal Concepción Sabadell le ha preguntado por la posible participación del extesorero 'popular' con la empresa de Correa Rustfield para la compra de los terrenos donde se construiría las 16 viviendas y en la que en la causa obra un manuscrito con las siglas 'LB'.
Bárcenas ha negado haber tenido alguna relación con esta sociedad ya que, según ha afirmado, la desconoce. También ha aseverado que no tiene "nada que ver con eso".
"Con Correa no he hablado de negocios particulares, jamás. No me ha propuesto participar en Twain Jones", ha enfatizado. No obstante, sí ha reconocido que mantuvo un encuentro con el empresario Jacobo Gordon para hablar de la posibilidad de que el que fue senador por Cantabria le presentase a un contacto, reunión en la que le mencionó el proyecto inmobiliario, cuya inversión rechazó.
NIEGA HABER PARTICIPADO EN LAS EMPRESAS DE CORREA
Por otro lado, Anticorrupción le ha preguntado sobre su relación con Spinaker 2000, empresa del grupo Correa sobre el que, según un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), la trama usó esta sociedad para repartir los beneficios de las campañas del PP en 2003 y 2004 entre varios de los acusados, entre ellos Bárcenas.
"He tenido una relación profesional con él, como proveedor de servicios con el partido. No he participado con él absolutamente en ninguna sociedad", ha indicado. De hecho, además de subrayar que no ha recibido "nada" de esta empresa y ha apuntado que no informó de ella a las autoridades suizas porque "no sabía que existía".
Bárcenas ha explicado que conoce esta sociedad porque en 2003 es "invitada" para presentarse al concurso que adjudicaría la organización la campaña para las elecciones generales de 2004.
En una reunión en la que estuvieron presentes el acusado junto al entonces tesorero del PP Álvaro Lapuerta, el exsecretario general del partido Javier Arenas, el exdiputado Gabriel Elorriaga, el 'número dos' de la Gürtel, Pablo Crespo, Correa un planteamiento sobre el "ahorro" y "efectividad" que supondría que las empresas que hacen la publicidad y la organización de eventos fuesen las mismas que desarrollarían los actos de campaña.
NIEGA QUE ÁLVAREZ-CASCOS ADJUDICASE CAMPAÑAS ELECTORALES
Asimismo, el extesorero del PP ha negado que el exsecretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos, que en 2003 era ministro de Fomento, participase en la adjudicación de esta campaña, ya que en este momento no "era nada en el partido". "¿Qué hace presionando para que se adjudique una campaña", ha ironizado.
Se contrataba con las empresas de Correa porque "lo hacía muy bien y los precios estaban muy ajustados", ha explicado. Ha apuntado que al frente de la escenografía de los actos de campaña estaba el también acusado Álvaro Pérez 'El Bigotes', quien, en su opinión, "lo hacía perfectamente".