Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los imitadores del ISIS en España

Se hacían llamar Fraternidad Islámica para la predicación de la Yihad. Según el auto del juez Santiago Pedraz, tenían una larga lista de objetivos, para sembrar el terror en Barcelona. Pretendían secuestrar a un ciudadano, vestirlo con el mono naranja, para degollarlo y grabar la ejecución en video, demostrando así, que el horror del Estado Islámico no está sólo en Siria o Irak. También planeaban secuestrar a la directora de una sucursal del Banco Sabadell para obtener financiación para su célula. El presunto líder de la trama, Alí el peluquero, propuso atentar contra el Parlament de Catalunya utilizando una furgoneta en la que los yihadistas se pudieran camuflar con armas largas y granadas de mano. Entre sus objetivos, se encontraba este centro comercial, este hotel y esta comisaria de los Mossos d'Esquadra, todos ellos, en la Plaza España. Todo esto se desprende de una reunión celebrada hace 6 meses en la peluquería del líder del grupo. En ella, Alí, también confesó que había estado a punto de atentar contra una librería judía de Barcelona, junto con un amigo neonazi, miembro de grupos de extrema derecha y con acceso al mercado negro de armas.Para llevar a cabo todos estos planes, ya habrían empezado su preparación, formándose de forma autodidacta y aprovisionándose de armas y productos químicos para la fabricación de explosivos.