Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona crea su primera unidad de tráfico de personas para combatir la explotación sexual

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado crear su primera Unitat de Tràfic d'Èssers Humans, órgano para mejorar la coordinación entre áreas, cuerpos policiales y entidades sociales para combatir la explotación sexual desde una perspectiva integral.
La concejal de Feminismos y LGTBI, Laura Pérez, ha explicado en declaraciones a los periodistas que la unidad contará con personal formado específicamente para atender a víctimas de explotación sexual, que velará para que sus derechos estén garantizados.
Además, promoverá la formación especializada sobre tráfico de seres humanos a los diversos actores de la ciudad que podrían detectar a víctimas, como servicios sociales, sanitarios y de inmigración, ha resaltado Pérez.
Ha explicado que actuará también como observatorio del tráfico de seres humanos en la ciudad, para que la capital catalana pueda contar con datos sobre este fenómeno para mejorar la forma de combatirlo.
Pérez ha destacado que la lucha contra el tráfico de personas ha sido una "prioridad" para su Concejalía desde que empezó el mandato, y ha recordado que ha impulsado medidas como la creación de la Mesa contra el tráfico de seres humanos.
En la mesa participan administraciones, cuerpos policiales, Fiscalía, Judicatura y entidades sociales, que trabajan en la definición de un circuito de coordinación específica, en el que la nueva unidad tendrá un papel capital.