Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los alcaldes de Barcelona, Salt y Berga prevén ir a sus manifestaciones de la Diada

Los de Lleida y Tarragona sólo irán al acto institucional en sus ciudades
Tres de los cinco alcaldes de los municipios donde ANC y Òmnium han convocado manifestación independentista en la Diada prevén asistir a la movilización: la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (BComú); el de Salt (Girona), Jordi Viñas (ERC), y la de Berga, Montserrat Venturós (CUP), han informado a Europa Press fuentes de los consistorios.
Por el contrario, los alcaldes socialistas de Lleida y de Tarragona, Àngel Ros y Josep Fèlix Ballesteros, han explicado que no asistirán a las movilizaciones del 11 de septiembre que este año las entidades independentistas han descentralizado en estas cinco ciudades.
Colau anunció su intención de asistir como alcaldesa y en calidad de anfitriona de la manifestación convocada en Barcelona, para "apoyar" a las instituciones catalanas, tras su ausencia en la última convocatoria.
La alcaldesa aclaró que, tras reflexionarlo, concluyó que "es mejor estar que no estar" en la movilización y argumentó que las reivindicaciones de la misma siguen intactas, a su juicio.
La alcaldesa de Berga, Montserrat Venturós (CUP), no ha valorado la participación en los actos de los demás alcaldes pero sí ha confirmado a Europa Press su participación en la movilización, por la visibilidad que considera que da a la reivindicación que proviene de la sociedad civil: "Las instituciones no son la piedra angular del proceso independentista, sino la gente".
Venturós ha celebrado que la ANC y Òmnium escogieran Berga para una de las movilizaciones de la Diada y lo ha vinculado a la voluntad de los organizadores de potenciar el municipalismo y a la faceta cultural de la localidad, aunque está atenta sobre la capacidad de Berga para acoger a los asistentes previstos: "Nunca hemos tenido este volumen de gente y esta vez la concentración se prevé para un momento muy concreto del día".
El alcalde de Salt (Girona), Jordi Viñas (ERC), se ha mostrado contenta de que las entidades hayan elegido la localidad para convocar una de las manifestaciones, ha confirmado su asistencia a la movilización y está convencido de que será "un éxito, igual que los anteriores".
En declaraciones a Europa Press, preguntado sobre la negativa de los alcaldes de Lleida y Tarragona a asistir a las manifestaciones, Viñas ha asegurado que respeta su decisión porque los asistentes "se tienen que sentir cómodos para ir y defender los valores de la Diada y del proceso independentista".
AUSENCIAS EN LLEIDA Y TARRAGONA
El alcalde de Lleida, Àngel Ros (PSC), ha explicado a Europa Press que no asistirá a la manifestación en su ciudad, pero que participará en los actos institucionales organizados por el Ayuntamiento para celebrar la Diada --la ofrenda floral a la Seu Vella y el pregón que este año ofrece el historiador, Joan Busqueta--.
"Iré a los institucionales que son los más unitarios y en los que el símbolo es la 'senyera" y no la 'estelada', ha precisado, admitiendo que uno de los temas que protagonizarán los actos soberanistas será la posible inhabilitación de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por la votación en el pleno de las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente.
El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, tampoco asistirá a la manifestación convocada por las entidades, porque nunca ha participado de manifestaciones a favor de la independencia ni a favor de la unidad --como la que se celebró en 2014 organizada por SCC--, pero sí lo hará en los actos institucionales de la capital tarraconense.
Tradicionalmente en Tarragona, los actos institucionales constan de una ofrenda floral a los caídos de 1714 y, además, se celebra el homenaje al expresidente chileno Salvador Allende.