Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicepresidente del Barcelona no da detalles sobre la cuenta en Credit Andorra vinculada con comisiones de Jordi Jr

El vicepresidente del FC Barcelona Carles Vilarrubí no ha aclarado este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ningún detalle de importancia relacionado con la cuenta abierta en 1986 a su nombre en Credit Andorra que Anticorrupción vincula con comisiones de Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat.
El juez titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que investiga la causa por presunto blanqueo de capitales de la familia Pujol-Ferrusola, le volvió a citar en calidad de investigado -ya lo hizo en febrero de 2015 y anteriormente como testigo-, y le ha vuelto ha llamar tras estudiar determinada documentación que le ha sido remitida por las autoridades judiciales de Andorra.
En esta nueva documentación se constata que Vilarubí es titular de la cuenta, algo que el directivo no ha negado. No obstante, y pese a señalar en principio que constestaría a las preguntas del fiscal Fernando Bermejo, Vilarrubí no ha dado ninguna respuesta precisa a las cuestiones que se le han planteado, e incluso a dicho no saber en qué entidad abrió dicha cuenta, que fue cerrada en 2000.
Fuentes presentes en la declaración han añadido al término de la misma que durante la hora en la que Vilarrubí ha estado en presencia del juez no ha dado tampoco ninguna información sobre las cantidades que se movieron en el citado depósito. Ha insistido en que ya había respondido sobre estas misma cuestión durante sus comparecencias anteriores ante el juez.
VINCULADA A UN RESTAURANTE
En su primera declaración en la Audiencia Nacional, celebrada el 16 de noviembre de 2015, el empresario aseguró desconocer los traspasos por valor de 50 millones de pesetas --cerca de 300.000 euros al cambio actual-- que Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña, realizó a la empresa Restaurantes de Cerdanya y apuntó que el poder de decisión estaba en manos del chef José María Bosch.
En esta pieza se investigan supuestos delitos fiscales, contra la Hacienda Pública y de blanqueo de capitales que comenzaron con la investigación al primogénito de los Pujol y se amplió posteriormente a otros miembros de la familia y empresarios.
NUEVA DOCUMENTACIÓN SOBRE UNA CUENTA EN CREDIT ANDORRA
Vilarrubí ya explicó en su día que decidió entrar en el negocio de hostelería para ayudar económicamente al chef y que, en todo caso, fue propietario solo a efectos nominales puesto que las decisiones las adoptaba el cocinero. Él puso tres millones de pesetas y junto con otras personas constituyeron el Consejo de Administración en 1993, si bien el consejero delegado seguía siendo Bosch.
En 1998, se disolvió este órgano, al que sus miembros se referían como el "consejo asesor" puesto que ellos se limitaban a dar ideas pero sin tener conocimiento del día a día del negocio ni acceder a sus cuentas. En 2010, el chef pidió recomprarles su parte del negocio, él recuperó los 18.000 euros invertidos y en ningún momento recibió un reparto de beneficios.
Según dijo, el primer traspaso, por importe de 50 millones de pesetas, que Jordi Pujol Ferrusola hizo desde Andorra se realizó en 1995 y otras transacciones se efectuaron cuando el Consejo de Administración estaba disuelto.
El Juzgado Central de Instrucción número 5 rastrea las actividades económicas de Jordi Pujol Ferrusola desde que el 17 de enero de 2013 su exnovia María Victoria Álvarez declarara ante el juez Pablo Ruz que acompañó a Andorra al hijo mayor del 'expresident' para ingresar en un banco una mochila llena de billetes de 500 euros.