Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia vuelve a apuntar a Blesa y Barcoj como responsables directos de la emisión de tarjetas 'black'

Concluye en un nuevo informe que las tarjetas se emitieron a espaldas de los órganos de gobierno de Caja Madrid
La emisión y gestión de tarjetas 'black', cuyo uso para gastos personales ha sentado en el banquillo a 65 exaltos cargos y directivos de Caja Madrid y Bankia, se hizo al margen del circuito legal establecido en la entidad nacionalizada y sorteando los cauces habituales, según concluye la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri, que, con la aportación de una nueva pericial, estrecha el cerco en la figura de Miguel Blesa y de Ildefonso Sánchez Barcoj como responsables últimos de este sistema.
Se trata de un informe elaborado por KPMG al que ha tenido acceso Europa Press e incluido por Bankia como prueba pericial tres días antes de que arrancase el juicio de las tarjetas opacas, y que concluye que no existe constancia de que los órganos de gobierno de Caja Madrid ni el Comité de Medios aprobaran tarjetas de esta naturaleza así como tampoco consta que fueran solicitadas por el Departamento de Recursos Humanos.
El estudio va más allá y aclara que las 'black' "no pudieron constituir una forma de remuneración de los consejeros porque ello hubiese resultado contrario a la normativa vigente" y destaca la ausencia de regulación en este tipo de práctica pese a "las fuertes limitaciones legales en cuanto a la modalidad y cuantía de las percepciones" impuestas a los directivos.
Esta prueba se suma a una serie de nuevos correos entregados por Bankia al tribunal de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional y que apuntan al exdirector financiero de ambas entidades, Ildefonso Sánchez Barcoj --para quien la Fiscalía Anticorrupción pide dos años de prisión--, como máximo responsable de los plásticos.
Sobre estas pruebas periciales las defensas de los acusados expusieron en las cuestiones previas de la vista que la pretensión de Bankia de incluir "en este momento tan tardío" del proceso dichas informaciones información sobre la emisión y gestión de los plásticos, se puede entender como un "fraude procesal".