Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia responde al juez Andreu que disponía de provisiones por más de 10.600 millones en la salida a Bolsa

Bankia ha respondido este jueves a la petición del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que reclamó el pasado día 6 a la entidad y su matriz el Banco Financiero y de Ahorros (BFA) que aportara "a la mayor brevedad posible" toda la documentación relacionada con la existencia de provisiones suficientes para hacer frente a eventuales contingencias, y ha detallado, a través de una certificación contable que el banco disponía en el momento de su salida a bolsa de provisiones por importe de más de 10.600 millones de euros, han informado a Europa Press fuentes del caso.
De forma adicional, Bankia asegura en su certificación que BFA tenía a 31 de diciembre de 2010 más de 15.000 millones de euros de provisiones contabilizadas que incluían también más de 3.300 millones de euros de provisiones genéricas y específicas no asignadas.
Fuentes de la entidad apuntan que esta prueba contable requerida por el juez "desbarata en lo esencial los informes elaborados por los peritos Antonio Busquets y Victor Sánchez Nogueras" y en los que se negaba la existencia de estas provisiones. "Ha quedado demostrado definitivamente que esas provisiones existían en el momento de la salida a bolsa", agregan.
Los peritos adscritos al Juzgado detallaron en 2014 que, en su opinión, Bankia debió haber registrado saneamientos que afectaban tanto a las cuentas de la propia Bankia del mes de marzo de 2011 como a las de su matriz BFA en el año 2010, lo que suponía que la información financiera con la que Bankia salió a bolsa no reflejaba "la imagen fiel".
El pasado mes de julio, en su comparecencia como testigos en el caso ante la Audiencia Nacional, todos los responsables de Banco de España a cargo de la Supervisión de Bankia en el momento de su salida a Bolsa confirmaron que Bankia no tenía ningún defecto de provisiones cuando salió a Bolsa y ratificaron la existencia de provisiones específicas y genéricas no asignadas por importe de más de 3.000 millones de euros en el mes de marzo de 2011.