Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Badalona quiere colaborar con el referéndum pero pide "garantías e información" a Puigdemont

La alcaldesa votará 'sí' y pide que el independentismo no vea como "enemigos" a los 'comuns'
La alcaldesa de Badalona (Barcelona), Dolors Sabater, ha expresado su voluntad de que el consistorio colabore con el referéndum de independencia del 1 de octubre, pero ha pedido a la Generalitat que aporte "garantías e información" a los ayuntamientos catalanes sobre varias cuestiones.
"Lo que exigimos, lo que pedimos, es que este referéndum debe tener garantías, tiene que ser efectivo, y tiene que ser vinculante. Las garantías las tiene que dar la Generalitat, el Govern tiene que poner las garantías", ha explicado en una entrevista de Europa Press.
Sabater explica que su ayuntamiento tiene "voluntad de colaborar", ya que considera que las administraciones deben implicarse --también las locales-- y que un referéndum es la mejor herramienta para desencallar la situación actual entre Cataluña y el resto de España, pero señala que aun hay incógnitas sobre esta votación.
"Estamos pendientes, aún no hay ley --del referéndum, que se ha registrado pero no aprobado--, aún no sabemos exactamente que se nos pide y de qué manera", ha expresado la alcaldesa, que lidera la tercera ciudad de Cataluña en población tras Barcelona y L'Hospitalet.
Algunas de las incógnitas que plantea la alcaldesa es, por ejemplo, como se garantizarán los colegios o con qué censo se hará la votación, algo que está claro cuando se trata de elecciones convencionales, pero que ahora no lo está por las discrepancias que hay entre la Generalitat y el Estado por el 1-O.
Lo que considera que no genera dudas es el papel de los trabajadores públicos en este referéndum: "Tenemos muy claro que ningún funcionario tiene que sufrir. Como ayuntamiento no pondremos en riesgo a ningún funcionario y en todo caso seremos los políticos los que tomaremos las responsabilidades.
Sabater, que se presentó con las siglas de Guanyem Badalona En Comú, una lista con independientes --como ellas-- y personas de Podem y la CUP, entre otras formaciones, reivindica que no se entendería que personas de su trayectoria se negaran a colaborar con este referéndum.
"Nadie entendería que las personas que venimos de estos movimientos de lucha en la calle, ahora que estamos en las instituciones no defendiéramos también este derecho de toda la ciudadanía a votar", reflexiona, y lamenta que el Gobierno central no haya querido pactar una consulta.
UN EQUIPO DE GOBIERNO PLURAL
El referéndum del 1 de octubre ha dividido a los partidos independentistas y a los 'comuns', ya que los segundos son partidarios de un referéndum pero recelan de la vía unilateral que ha planteado el presidente Carles Puigdemont por considerar que le faltan garantías.
Sabater lidera en Badalona un equipo de gobierno municipal en la que están representadas todas esta sensibilidades: desde ERC y la CUP que avalan sin fisuras el 1-O, hasta partidos como ICV que son críticos en cómo se ha diseñado la votación.
La alcaldesa lamenta que haya esta discrepancia en clave catalana, confía en que se acercarán posiciones y considera que es "terriblemente injusto querer señalar a los 'comuns' como enemigos del proceso soberanista y la república catalana".
"El debate tiene que volver a señalar como enemigos de la democracia y como enemigos del proceso al gobierno intransigente, antidemocrático y corrupto del PP", concluye Sabater.
ACABAR CON EL "RÉGIMEN DEL 78"
Sabater asegura que irá a votar el 1-O y que lo hará a favor de la opción independentista: "Es la oportunidad que tienen el conjunto de pueblos del Estado para empezar a romper con este búnker del régimen del 78 con fuertes posicionamientos antidemocráticos".
Así, la alcaldesa plantea que la independencia catalana tendría beneficios para el conjunto de España, ya que podría suponer también dar un giro a un Estado que ve liderado por unas élites, oligopolios y una monarquía que solo generan "desigualdad entre la población".