Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El BNG rompe la coalición con el PSOE en el Ayuntamiento de Lugo

José López OrozcoEFE

La asamblea del BNG en Lugo ha decidido que el miércoles "a las 9.00 horas se efectivice la ruptura" de su coalición con el PSOE debido a la imputación del alcalde, Xosé López Orozco, por cohecho y prevaricación en el marco de la Operación Pokémon, y su negativa a dimitir.

De este modo, una vez se produzca la salida de los nacionalistas del Gobierno local, los socialistas liderarán en minoría la capital de la provincia de Lugo, toda vez que cuentan con 11 de los 25 concejales de la corporación y necesitan los dos del BNG para completar la mayoría absoluta. Según fuentes nacionalistas consultadas por Europa Press, el resultado de la asamblea ha sido de 38 votos a favor de la ruptura de la coalición por 12 en contra. La "poca participación", como han explicado, se debe a que "mucha gente se marchó" al no poder optar por la abstención.
Entre los partidarios de continuar con responsabilidades de gobierno, tal y como han revelado las mismas fuentes, hubo voces que defendieron "esperar" a conocer si la jueza, Pilar de Lara, decide mantener la imputación a Orozco tras escuchar su declaración el próximo jueves, ya que "podría quedar libre".
"Pero al igual que en el BNG decimos que los imputados tienen que dimitir, pedimos lo mismo para nuestros socios de gobierno", han concluido, en relación con la postura mayoritaria en una asamblea que se prolongó durante más de dos horas.
"SEGUIRÁN TRABAJANDO"
Así las cosas, los dos ediles de la formación frentista "seguirán trabajando" en el Consistorio lucense, pero "desde la oposición", rechazando así que abandonen sus actas, como ocurrió en Ourense.
En esta ciudad, el Bloque abandonó la coalición después de que el regidor, el socialista Francisco Rodríguez, fuese puesto en libertad condicional en la misma operación judicial que Orozco.
Y, posteriormente, tanto la exteniente de alcalde, Isabel Pérez, como la concejala Marta Arribas renunciaron a sus actas una vez que la asamblea local del Bloque rechazó la posibilidad de reeditar un gobierno bipartito con el PSOE tras la marcha de Rodríguez.