Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aznar avisa a Cataluña: "Nadie va a romper España"

José María Aznar. Foto: EFEcuatro.com

Un Estado "tiene que ser identificable, como expresión política de la nación" asegura Aznar

El expresidente del Gobierno José María Aznar (PP) ha afirmado que "nadie va a romper España" y que quienes "juegan frívolamente a prender fuego" cometen una irresponsabilidad y tienen que "atenerse a las consecuencias".
Ha hecho estas declaraciones en México DF al ser preguntado sobre las demandas independentistas en Cataluña, tras su intervención en el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI).
"España es una de las naciones más antiguas de la historia y una de las más relevantes del mundo. Ha tenido buenos y malos momentos; momentos brillantes y otros más discutibles. Pero nadie va a romper España", ha asegurado el presidente de la Fundación FAES.
Asimismo, ha advertido de que "no se debe jugar frívolamente con la historia ni prender fuego a nada históricamente. Quien lo hace comete una irresponsabilidad, una deslealtad y una grave equivocación".
"La ley es igual para todos. Quien no la cumple tiene que atenerse a las consecuencias", ha apuntado Aznar, que ha manifestado que "España va a continuar; continúa y continuará".
El expresidente del Gobierno ha participado en un acto del influyente 'think tank' Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI), del que forman parte exministros de Exteriores, diplomáticos y empresarios, y en el que ha presentado el informe estratégico de FAES 'América Latina: una agenda de libertad 2012'.
En su intervención, ha dicho que "quienes atacan el Estado o cuestionan la propia existencia de la nación no sólo niegan una tradición, una herencia y una memoria compartidas, también atacan el futuro, el progreso y la libertad".
"Atacan el derecho de todos y cada uno de nosotros como ciudadanos a decidir en común sobre nuestras reglas de convivencia", ha concluido.
En este sentido, ha asegurado que "un Estado puede organizarse de distintas formas. Puede ser un Estado unitario o federal; centralizado o descentralizado. Pero lo que no puede ser es un Estado residual ni mucho menos un Estado frágil, confuso y ausente".
Según ha dicho, un Estado "tiene que ser identificable, como expresión política de la nación y como garantía del ejercicio de sus funciones básicas. Es decir, de la protección de los derechos y las libertades de los ciudadanos; de la seguridad; del establecimiento de las condiciones para el desarrollo económico; de la cohesión social".