Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todos los grupos del Ayuntamiento de Vitoria, salvo EH Bildu, condenan el "vil" asesinato de Miguel Ángel Blanco

La coalición soberanista discrepa del "relato" sobre lo ocurrido, pero acudirá al homenaje al edil del PP asesinado en 1997
Todos los grupos del Ayuntamiento de Vitoria, salvo EH Bildu, han suscrito una declaración con motivo del "vil" secuestro y asesinato del concejal del PP de Ermua (Vizcaya) Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA el 13 de julio de 1997. Pese a su rechazo a firmar este texto por sus discrepancias respecto al "relato" que en él se hace de lo ocurrido, la coalición 'abertzale' asistirá al homenaje que el Consistorio realizará el 13 de julio a esta víctima de ETA.
El texto firmado por el PNV y el PSE-EE (formaciones que gobiernan el Ayuntamiento de Vitoria), PP, Podemos e Irabazi-Ganar incluye un relato del secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco que, según ha asegurado EH Bildu, ha sido el motivo que les ha llevado a no suscribirlo, lo que ha impedido que se aprobara como declaración institucional del Ayuntamiento.
La declaración suscrita por el resto de grupos del Ayuntamiento subraya que Miguel Ángel Blanco "forma parte de nuestra memoria social y política", por lo que es "deber" de las instituciones "recordar y contar a las nuevas generaciones su secuestro y vil asesinato".
Miguel Ángel Blanco --continúa el texto-- "constituye, junto a todas y cada una de las demás víctimas del terrorismo, un referente moral y político en la lucha contra el terrorismo".
"CRÓNICA ANUNCIADA"
El texto recuerda que entre el 10 y el 13 de julio de 1997 "millones de españoles siguieron la crónica anunciada del secuestro y cruel asesinato de un joven de 29 años, que fue arrebatado de su familia y asesinado por ETA por pensar diferente y por querer trabajar por sus vecinos desde su labor de concejal en el Ayuntamiento de Ermua".
Los grupos firmantes recuerdan que el 10 de julio de 1997 un comunicante anónimo informó que ETA había secuestrado a un concejal del PP en Ermua, y que amenazaba con asesinarlo si el Gobierno no acercaba a los presos de la banda a cárceles del País Vasco en un plazo de dos días.
"48 horas mantuvieron a un país en vilo en el intento de poder salvar la vida de un hombre. En aquellos días se trazó la línea divisoria entre los demócratas y los totalitarios. La sociedad española, y la vasca en particular, tuvieron claro quiénes eran las víctimas y quiénes los verdugos", continúa el texto.
"SENTIDO CÍVICO Y DEMOCRÁTICO"
El documento aprobado por estos grupos lamenta que "ETA cumplió su amenaza desoyendo la exigencia de todo un país cansado de los crímenes de la banda asesina". "Un país que intentó salvar su vida desde la unidad y el sentido cívico y democrático de una sociedad azotada por el terror y hastiada por tanto dolor injusto producido por los asesinos de ETA", añade.
El texto recuerda "la desolación y la indignación" que "atravesó a millones de ciudadanos movilizados y sensibilizados ante un nuevo horror contra la vida y contra la libertad".
Según se indica en la declaración, "seis millones de españoles salieron a la calle durante el angustioso compás de espera colectivo de aquellas 48 horas". "Fue un asesinato a cámara lenta que provocó la catarsis ciudadana", añade.
Por todo ello, los grupos firmantes del texto han acordado realizar un reconocimiento-homenaje a Miguel Ángel Blanco frente al monolito de la calle Portal de Foronda. EH Bildu ha confirmado que acudirá al acto, al igual que ha hecho con otros homenajes similares organizados por el Ayuntamiento de la capital alavesa.