Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta el número de militantes y curiosos en la puerta de 'Ferraz' tras el estallido de la crisis interna

Los alrededores de la sede del PSOE en la calle Ferraz cada vez están más llenos de militantes y curiosos que no quieren perderse ninguno de los movimientos que desde primera hora de la mañana están teniendo lugar en su interior, lo que, junto a las decenas de periodistas que cubren los acontecimientos, ha obligado a que las Fuerzas de Seguridad estén velando por la seguridad de la zona y la regulación del tráfico.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se encuentra reunido desde el mediodía con 16 de los 18 miembros de la Comisión Ejecutiva Federal que se mantienen fieles a su persona para analizar los acontecimientos que ha vivido el partido en las últimas horas, en las que la mayoría de ese órgano ha presentado su dimisión para forzar la caída del líder socialista.
Esta reunión, convocada para las 10.30 horas, ha provocado una gran expectación mediática que ha atraído a su vez a diversos militantes y curiosos cuya presencia ha ido aumentando con el paso de la horas.
LLAMAN "TRAIDORA" A VERÓNICA PÉREZ
Los militantes, en su mayoría jubilados, están protagonizando tertulias improvisadas a las puertas de 'Ferraz' lamentado lo que está padeciendo su partido. Algunos han mostrado su enfado cuando la presidenta del Comité Federal del PSOE, Véronica Pérez, ha abandonado la sede socialista, a la que han llamado "traidora" y otros han arremetido contra los "señoritos" andaluces del PSOE de Susana Díaz.
Un asiduo militante que acude a todas las citas que tienen lugar en la sede del PSOE no ha querido faltar tampoco este jueves portando en esta ocasión un cartel en el que se podía leer: "Impiden unir izquierdas. Exigen rendirse al PP. Sánchez, sí; traidores, no".
El trasiego de personas por la calle Ferraz es tal que algunos transeúntes han mostrado su indignación y malestar por la 'okupación' que periodistas, militantes y curiosos han hecho de este espacio público.