Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Audiencia de Sevilla da 3 días a Anticorrupción para valorar la recusación de un juez en la causa de los cursos

Los 'populares' han recusado al magistrado Pedro Izquierdo tras ser designado ponente del recurso contra el archivo de esta pieza separada
La Audiencia Provincial de Sevilla ha dado un plazo de tres días a las partes personadas en la pieza 'política' de los cursos de formación para que se pronuncien sobre la recusación planteada por el PP-A contra el magistrado Pedro Izquierdo, que fue secretario general para la Justicia de la Junta entre 2008 y 2014 y que ha sido designado ponente en el recurso de los 'populares' contra el archivo de esta pieza.
En una diligencia de ordenación, a la que ha tenido acceso Europa Press, el letrado de la Administración de Justicia --antes secretario judicial-- de la Sección Primera de la Audiencia da traslado a las partes personadas en esta pieza separada para que, en el plazo común de tres días, "manifiesten si se adhieren o se oponen a la causa de recusación propuesta o si conocen alguna otra causa de recusación".
El secretario judicial, en esta diligencia fechada el día 5 de mayo, pone de manifiesto que "la parte que no proponga recusación en dicho plazo, no podrá ponerlo con posterioridad, salvo que acredite cumplidamente que, en aquel momento, no conocía la nueva causa de recusación".
Además de la Fiscalía Anticorrupción, en la pieza 'política' de los cursos de formación, que fue archivada por la juez María Núñez Bolaños en octubre de 2016, están personados el exconsejero de Empleo Antonio Fernández o la propia Junta de Andalucía como acusación.
Cabe recordar que el PP-A también ha recusado al magistrado y presidente de la Sección Primera de la Audiencia, Pedro Izquierdo, tras ser designado ponente del juicio contra los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y otros 20 ex altos cargos por la 'pieza política' de los ERE fraudulentos.
El vicesecretario de Organización y Formación del PP-A, Toni Martín, ya consideró que el hecho de que Izquierdo haya sido alto cargo del Gobierno andaluz durante esos años sitúa al magistrado "en una situación de subordinación y dependencia", más cuando la Junta está personada en la causa. Para el PP-A, esto hace "más grave" esté al frente de este recurso.
"ALTO CARGO DE ESPECIAL CONFIANZA"
Tras recordar que fue nombrado "alto cargo de especial confianza" en el gobierno del que formaban parte todos los imputados en el caso ERE, el dirigente 'popular' explicó que Pedro Izquierdo "ha tomado decisiones importantes en siete causas antes de que se supiera su relación con los gobiernos a los que ha pertenecido".
Concretamente, relató que el juez "ha sido ponente o ha formado parte de las salas que ha resuelto varios recursos de apelación planteados contra resoluciones en diligencias como la formación, el entramado de empresas de Rafael Velasco, de José María Pérez, de Ojeda, de la Faffe, el caso Formades o el caso de los avales".
Y además, abundó, también ha sido designado como ponente "para que decida sobre diligencias previas relacionadas de nuevo con los casos de formación y de los avales", casos en los que no ha descartado que el PP-A vuelva a recusar al magistrado por los mismos motivos.
"No debería juzgar estas cuestiones ni tomar decisiones sobre gobiernos de los que ha formado parte porque en el derecho una persona no puede ser juez si ha tenido una relación directa de una de las partes", resaltó el dirigente del PP-A antes de advertir que "si Izquierdo no ha tenido relación directa con la Junta, que venga Dios y lo vea".