Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Provincial de Madrid juzga hoy a Verstrynge por agredir a un policía, tras ser aplazada la vista

La Fiscalía pide para él tres años y medio de prisión al considerarle autor de un atentado contra la autoridad
La Audiencia Provincial de Madrid juzgará este martes al expolítico Jorge Verstrynge por la supuesta agresión a un policía nacional durante la concentración convocada por la Coordinadora 25-S en la Puerta del Sol de Madrid en favor de la República y del derecho a decidir en junio de 2014, coincidiendo con la proclamación del Rey Felipe VI. La vista tenía que celebrarse el pasado 17 de noviembre pero fue aplazada por la ausencia de dos testigos.
Las partes acordaron suspender el juicio que estaba previsto para ese día, debido a que un policía nacional y el periodista que grabó la pelea no comparecieron ante el tribunal. Así, el Juzgado de lo Penal 13 de Madrid, encargado de juzgar a Verstrynge y a otras dos personas, señaló el juicio para este jueves a las 9.30 horas.
La Fiscalía de Madrid solicita para el expolítico tres años y medio de prisión al considerarle autor de un atentado contra la autoridad y lesiones y solicita, además, que se le imponga una multa de 3.000 euros en concepto de responsabilidad civil en compensación por las lesiones sufridas por el policía.
"YO PASO POR MIS COJONES"
Según relata el escrito de acusación de la Fiscalía, cerca de las 21.00 horas del día de la manifestación, Verstrynge se dirigió "airadamente" a tres de los agentes a los que espetó: "Yo paso por mis cojones". Después, "propinó un fuerte empujón" a uno de ellos, lo que provocó su caída y una lesión en la mano.
Verstrynge fue detenido junto a otras seis personas cuando participaba en la protesta, que congregó a más de un centenar de personas. Intentó saltar el fuerte cordón policial que rodeaba a los concentrados y en las cargas posteriores se enfrentó a un agente que sufrió un esguince en una muñeca.
En su escrito, el representante del Ministerio Público describe la manifestación y precisa que ésta no había sido comunicada ni autorizada por lo que "se montó un cordón de seguridad por efectivos de la Policía Nacional".
El Ministerio Público pide para los otros dos acusados, Iván Torrico y Manuel Prada, dos años de prisión y multa 720 euros y 8 meses de prisión y 540 euros, respectivamente, por los delitos de atentado y resistencia a la autoridad.
Según explica el fiscal, Torrico propinó una patada en el abdomen y puñetazos a unos de los agentes al percatarse de que el expolítico estaba siendo detenido. En cuanto al otro acusado, la Fiscalía describe que forcejeó con la Policía para evitar el arresto de Torrico.
IGLESIAS ACUDIÓ A APOYARLE
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acudió el día que estaba inicialmente fijada la celebración del juicio --17 de noviembre de 2016-- a las puertas de la Audiencia Provincial de Madrid junto a una veintena de personas, entre ellas las diputadas Irene Montero y Carolina Bescansa, para pedir "justicia" para los acusados.
El líder de la formación 'morada' manifestó a los medios de comunicación que apoyaba a los tres acusados porque "el patriotismo" no es sólo ir al "besamanos y a desfiles" como "algunos dicen", sino "defender los derechos civiles, el derecho de reunión y el derecho de manifestación".
Por su parte, Verstrynge lamentó estar "en un país en el que la carga de la inocencia esté en el acusado, que tiene que demostrar que es inocente cuando lo lógico sería que la Fiscalía o quien corresponda demostrase que el culpable es culpable".