Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional investiga por yihadismo a tres menores detenidos en Lucena

La Audiencia Nacional está investigando por su presunta vinculación en el yihadismo a tres menores de edad que fueron detenidos en Lucena (Córdoba) el pasado 16 de febrero, en una operación llevada a cabo por la Guardia Civil, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
La investigación se mantiene bajo secreto de sumario en la Sección de Menores de dicho tribunal, si bien, a la espera de que finalice la instrucción, los tres menores han quedado en libertad provisional, según han precisado las citadas fuentes.
Por su parte, fuentes de la Subdelegación del Gobierno central en Córdoba han confirmado a Europa Press que los menores fueron detenidos en el marco de la denominada 'Operación Radix', tras haber sido sometidos a un largo periodo de vigilancia y una vez que se tuvo constancia, como ha publicado 'ABC Córdoba', de que estaban intentando tener acceso a armas y explosivos, pues buscaron datos sobre cómo conseguirlas, manejarlas y montarlas. En ese momento, los responsables de la investigación decidieron que era el momento de proceder al arresto de los menores.
El trabajo previo de los agentes de la Guardia Civil que llevaron a cabo la operación se inició tras constatar que se había producido un fenómeno paulatino de radicalización de estas tres personas. Las fuentes consultadas por el diario han explicado que ese proceso tuvo dos vertientes: una física, de apariencias y comportamientos, y otra virtual, a través de Internet.
En este caso, los tres menores realizaron una suerte de autoadoctrinamiento, lo que quiere decir que no recibieron ayuda de un centro religioso concreto, sino de la propaganda a través de las redes sociales e Internet. La Guardia Civil constató que los tres menores luego arrestados habían consumido productos en páginas dedicadas al proselitismo yihadista, visitando contenidos concretos lanzados desde organizaciones terroristas.