Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiscal de la Audiencia Nacional interrogará en Turquía a la viuda de 'Kokito' y a la otra española de DAESH

La Audiencia Nacional ha tramitado ya la petición para que la fiscal Dolores Delgado se desplace a Turquía y tome declaración a las dos mujeres de nacionalidad española acusadas de pertenecer al Estado Islámico (DAESH) que fueron detenidas cuando regresaban de Siria, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
Ambas habían partido desde Ceuta hacia Siria en 2014 en compañía de sus esposos. Assia Ahmed, de 26 años, es la viuda del yihadista de origen marroquí Mohamed Hamaduch, también llamado 'Kokito Castillejos', y conocido por la extrema dureza de las imágenes que difundía en Internet, donde llegó a posar con cinco cabezas cortadas.
La representante del Ministerio Público viajará acompañada de agentes del Instituto Armado con la intención de acelerar el curso del procedimiento que podría dilatarse si la extradición reclamada se prolonga en exceso, han precisado las citadas fuentes.
'Kokito Castillejos' se casó con la ceutí Assia Ahmed y ambos viajaron hasta el territorio dominado por el Estado Islámico. En Siria nació el hijo de la pareja, el considerado como primer niño español nacido en el Califato. Las fuerzas de seguridad españolas lo dieron por muerto en Siria en 2015. La presunta yihadista regresa de este país embarazada de otro yihadista.
Por su parte, Fatima Akil Laghmich, de 21 años, estaba casada con otro combatiente del DAESH también fallecido, Mourad Kadi. El Ministerio del Interior confirmó en un comunicado que las mujeres eran integrantes de esta organización terrorista y sus maridos, "destacados yihadistas con decenas de asesinatos".
La información de la Guardia Civil permitió la detención en la frontera turco-siria el pasado 28 de diciembre de ambas. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha cursado la comisión rogatoria para que la fiscal las interrogue en el centro de detención turco donde el pasado 29 de diciembre un juez de este país confirmó sus identidades y les informó de la reclamación de España en su contra.

Fatima Akil Laghmich y Asia Ahmed Mohamed fueron arrestadas en aplicación de una Orden Europea de Detención (OED) y permanecen en territorio turco a pesar de los intentos para agilizar su paso a disposición de las autoridades españolas.
NUEVOS INFORMES
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado a la Guardia Civil nuevos informes sobre sus vínculos con los terroristas de DAESH en los últimos meses, con quienes se considera que convivieron plenamente integradas en sus estructuras de mando.
El nivel de adoctrinamiento en el extremismo terrorista experimentado durante este período por las detenidas y su vinculación con miembros muy destacados y conocidos de DAESH las convierte en elementos "extraordinariamente valiosos para la organización terrorista, especialmente en el entorno español y marroquí", según el Ministerio del Interior.
Assia Ahmed se casó por poderes con el yihadista, que le regaló a ella como dote un cinturón de explosivos. La relación sentimental comenzó en 2014 a través de Internet, aunque no se descarta que se conociesen antes en Castillejos, cuando la joven estuvo en una tienda en la que trabajó 'Kokito'.
El contacto entre ambos se inició a partir de que el hermano de la joven luchara junto a 'Kokito' en Siria, donde posteriormente también falleció, según la investigación realizada por José María Gil Garre, experto en yihadismo para el International Security Observatory.