Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional revisará mañana la prisión preventiva de Rosell y Besolí, investigados por blanqueo

La Fiscalía se opone al argumento de que Rosell no pueda huir porque es conocido "en cualquier parte del planeta"
La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional celebrará este jueves una vista para revisar la prisión incondicional dictada por la juez Carmen Lamela contra el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell y su presunto testaferro en Andorra, Joan Besolí, acusados de integrar una organización criminal internacional dedicada al blanqueo de capitales procedentes de comisiones ilícitas.
La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 acordó la prisión de ambos el pasado 25 de mayo por riesgo de destrucción de pruebas, de fuga y de reiteración delictiva, después de que prestaran declaración junto a otros imputados por esta trama.
Para la magistrada, existe riesgo de fuga "innegable" en los dos casos debido a que cuanto más graves son los delitos y las penas, "más intensa cabe presumir la tentación de la huida". Además, considera que en ninguno de los dos casos tienen "especial arraigo en territorio español".
Sobre Rosell, la juez destaca que la investigación ha puesto de manifiesto "su facilidad para viajar y vivir temporalmente en distintos lugares de todo el mundo", sin contar con la fortuna, cuentas, bienes y negocios de los que dispone fuera de España. De Besolí, recuerda que tiene reside en Andorra, país que, apunta, "no entrega a sus nacionales".
LA FISCALÍA SE OPONE
Días después, los dos recurrieron el auto de la juez. El expresidente del Barça alegó que no se puede fugar porque "es conocido por la mayoría de ciudadanos en cualquier parte del planeta" al haber ostentado dicho cargo si bien la Fiscalía opina que este no es un argumento a tomar en consideración porque otras personas también conocidas han conseguido eludir a las autoridades, por lo que presentó un escrito ante la Sala oponiéndose a su libertad.
Junto al expresidente del club azulgrana y su presunto testaferro fueron detenidas en la misma operación otras dos personas: la esposa de Rosell, Marta Pineda, y el empresario libanés Hale Ohannessian. Ambos fueron puestos en libertad tras declarar ante la juez.
La investigación señala además a otros dos presuntos colaboradores de la trama: el expresidente de la Federación Brasileña de Fútbol Ricardo Terra Teixeira y Josep Colomer, socio de Rosell en la academia de jóvenes promesas del fútbol Aspire, con sede en Qatar. Colomer prestó declaración el pasado 14 de junio y también se le puso en libertad, aunque con medidas cautelares.